Juventud y experiencia

El infielder originario de Hermosillo, Diego Madero, tiene dos años buscando la titularidad que ahora tiene en Vaqueros Laguna. Ahora pule su velocidad para generar mejores resultados.

Torreón, Coahuila

Juventud y experiencia, palabras que definen a Diego Madero, pelotero que a su corta edad se ha ganado un lugar en el primer equipo. Esta temporada ha estado en la titularidad, puesto que no desea perder.

El infielder hermosillense de 23 años, viene de la cantera lagunera, esa por la cual la directiva ha apostado y parece que va rindiendo sus frutos.

Las dos pasadas temporadas, Diego arrancaba de emergente, esperando siempre la oportunidad. Aprendió de grandes peloteros en estos tres años.

"Dentro de los vestidores tenemos armonía, nos llevamos muy bien, hayamos perdido o ganado”.

Tiene muchos ejemplos a seguir, pero él se ha encargado de ir forjando su propia historia a base de trabajo fuerte.

¿Cómo tomas las oportunidades a los jóvenes?
Los jóvenes venimos aprovechando las oportunidades que nos están brindando, el mánager Lino Rivera nos la ha dado, ahora nosotros correspondemos trabajando fuerte todos los días.

¿Cómo le hiciste para ser un joven ya consolidado?
Tengo tres años ya en Vaqueros y es mi primer temporada como titular, las otras dos batallé un poquito, me empezaron a dar actividad de la primera mitad en adelante y estamos ahora trabajando para que nos vaya bien, a mí en lo personal y al equipo.

¿Un joven como tú, cómo vive el beisbol?
Con todas las ganas, vengo a dar lo mejor de mí, a dar el cien y trabajar fuerte, a tratar de ayudar al equipo a ganar los juegos, lo vivo intensamente.

¿Es más complicado llegar o mantenerse?
Lo complicado como en todo, es mantenerte, me costó llegar aquí y quiero consolidarme dentro del equipo, nunca bajar la guardia, trabajar cada día para ser mejor.

¿Qué te ha dado el beisbol?
La vida, nosotros como beisbolistas, es la manera de vivir, te marca para siempre, es mi vida, sin el beisbol no sería nada, es mi manera de vivir, de ver las cosas.

¿Es un aafición noble que ya quiere postemporada?
La Comarca es muy beisbolera, se nota rápido, he visto cómo viven los juegos de ligas como la Mayor de La Laguna, siente mucho el deporte y se merece más la gente de lo que estamos dando, trabajamos para eso, para dar el cien, queremos darles muchas satisfacciones.

¿Para qué está este equipo?
Tenemos un equipo diseñado para play offs, tenemos que trabajar fuerte, con inteligencia, vivir al máximo cada partido. Por ahí nos desbalanceamos, el pitcheo está fajado ahora y corresponde al bateo sacar la cara.

¿Qué le puede aportar en lo personal Diego Madero a Vaqueros?
El mánager me lo dijo, tengo velocidad y muchas cualidades, hay que pulirlas, trabajar fuerte en los robos de base, en siempre buscar ese extra, yo quiero aportar todo, anotar carreras.

¿Cómo vive un joven pelotero fuera de sus seres queridos?
Es difícil estar acá sin tu familia, vienes a trabajar, un trabajo muy bueno por cierto, dejas a la familia lejos, a veces no tienes la facultad para traerla contigo y la verdad es difícil, se siente uno sólo.

La familia del pelotero es el equipo, nosotros mismos nos apoyamos, es un sacrificio que el beisbolista tiene que hacer.

¿Cómo se vive en el vestidor cuando se pierde y cuando se gana?
Cuando se gana, todos estamos contentos porque se hicieron bien las cosas, cuando se pierde el ánimo está bajo, pero no dejamos que nos afecte, al otro día tenemos que jugar y salir a ganar.