Sin manager, sin bateo y sin triunfo

Vaqueros Laguna sufrió un descalabro más ahora en el segundo juego de la serie ante Diablos del México con pizarra de cuatro carreras a dos en el Fray Nano.

Vaqueros Laguna va en picada.
Vaqueros Laguna va en picada. (Miguel Ángel González Jiménez/Archivo.)

Ciudad de México

Sin el esperado bateo oportuno, Vaqueros Laguna sufrió un descalabro más ahora en el segundo juego de la serie ante Diablos del México con pizarra de cuatro carreras a dos en el Fray Nano.

Solamente destellos es lo que ha demostrado Vaqueros con los maderos, el pitcheo sigue mantendiendo al equipo a raya pero imposible ganar un juego en el cual el rival quien produce menos a la ofensiva te pueda ganar y que los escarlatas hicieron 4 imparables y los laguneros 8.

Este domingo en punto de las 12:00 del medio día, Vaqueros Laguna buscará evitar una barrida más en la temporada ante Diablos quienes quieren aprovechar esta mala racha de los naranjas.

Aún así la escuadra naranja vuelve a caer para seguir estancados en el penúltimo lugar de la zona norte.

El pitcher ganador fue Octavio Acosta, mientras que la derrota se cargo para Felipe Arredondo, el salvamento es para Rafael Cova.

Desde la parte baja de la primera entrada Diablos se hizo presente en el marcador, ya en la alta de la segunda de caballito Vaqueros empataba las acciones.

Pero cerrando el segundo rollo Diablos volvió a hacer daño con dos carreras más para irse arriba 3 por 1.

Fue hasta la cuarta entrada cuando Diablos vuelve a anotar una vez más para aumentar las cosas 4 por 1.

De lo poco rescatable a la ofensiva Vaquera fue en la parte alta de la sexta entrada cuando con tablazo de cuatro esquinas José Manuel Orozco sacude al lanzador Octavio Acosta por todo el central acercando a los laguneros 2 carreras a 4.