Vaqueros continúa por la senda del triunfo

Con pizarra de 3-2 y destacada actuación en la loma de las responsabilidades de Alejandro Acosta, la Ola Naranja venció a Acereros de Monclova en el primer partido de la serie en el Revolución. 

El Estadio Revolución es el Estadio más viejo del beisbol mexicano.
Vaqueros Laguna le ganó el primer partido de la serie a Acereros de Monclova en el Estadio Revolución. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Vaqueros Laguna sigue con su racha ganadora en casa, la noche de este viernes ganaron el primero de la serie a Acereros de Monclova por pizarra de 3-2, encuentro desarrollado en el Estadio Revolución.

Gran labor en la loma de las responsabilidades de Alejandro Acosta y el bateo oportuno, le dieron la victoria a los laguneros que continúan por la senda del triunfo.

La derrota fue para Sasagi Sánchez en trabajo de 5.0 entradas de 4 imparables, 2 carreras, 1 base y 5 abanicados.

Rubi Silva abrió el ataque de Vaqueros con triple, que se paseó por todo el prado derecho y en sacrificio de Brian Hernández, Silva anotó la primera del partido en sus spikes.

Monclova reaccionó con imparable de francisco Peguero para empatar el juego en la tercera entrada, Vaqueros tomo las riendas del juego con cuadrangular solitario de José Manuel Orozco, el séptimo de la campaña para el mazatleco.

Después una más para Vaqueros saliendo de la banca, Iván Araujo tomó turno de emergente y conecto imparable, llego a tercera con sacrificio de Carlos González y elevado de Sergio García, Diego Madero envió al plato a Araujo con imparable por el central para el 3-1.

Monclova atacó y anotó la carrera que dejó el score final con imparable de Héctor Garanzuay en la alta del octavo, al final el triunfo para Vaqueros.

La victoria fue para Alejandro Astorga quien en 6.0 entradas de labor aceptó 2 imparables y 1 carrera además de 1 base y 2 ponches. En relevo Isaac Rodríguez 1.0 entras, Rubén Vicente 1.0 entradas con 1 imparable y 1 carrera, el salvamento fue para Tony Peña Jr. al lanzar 1.0 entrada sin permitir daño.