Van por el siguiente paso

Los Vaqueros Laguna terminaron una larga ausencia en playoffs al calificar en 2014; ese fue el primer objetivo alcanzado del plan de trabajo de Lino Rivera


Vaqueros Laguna logró su primer victoria en pretemporada ante Acereros del Norte, en partido jugado en Lagos de Moreno, Jalisco.
Vaqueros Laguna logro su primer victoria en pretemporada ante Acereros del Norte, en partido jugado en Lagos de Moreno, Jalisco. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO

390 PASAPORTES logró la ofensiva de los Vaqueros, la quinta mejor marca de la LMB; 80 fueron para Francisco Méndez.

En su primer año a cargo del equipo, Lino Rivera logró que los Vaqueros Laguna volvieran a saber lo que era jugar más allá de la temporada regular, después de cuatro años de tener que ver los playoffs desde su casa. Aunque cayeron en seis juegos frente a los Diablos Rojos, dieron muestra de que el proyecto cuenta con una buena base para quedarse este año otra vez con uno de los lugares a postemporada.

“La continuidad es importante, pero siempre y cuando sea con jugadores que cumplan con el parámetro que requerimos para que aporten lo que necesitamos, eso nos permite tener un grupo de jugadores con las capacidades (adecuadas) para que podamos ir un paso más adelante”, explicó el manejador del club. Después de que en 2009 alcanzaron la final de la Zona Norte, perdiendo con Saraperos de Saltillo, el conjunto se metió en un bache de cuatro años con marca perdedora, con un récord combinado de 192-243.

 Para acabar con ese mal paso pusieron a Rivera como mánager y las cosas cambiaron. Terminaron 58-54 para apropiarse del cuarto peldaño del pelotón, ganaron el juego de comodín y enfrentaron a los capitalinos en la primera ronda. Ese parece ser un buen antecedente para este ciclo. Como es una constante en las escuadras norteñas, el bateo fue la mejor cara de la Máquina Naranja y es a partir de éste recurso desde donde buscarán separarse de los pretendientes para ser contendiente.

Los recién llegados Ángel Berroa y Juan Miranda completarán con Juan Carlos Linares un orden al bat amenazante que será completado por los ya conocidos Santiago González, José Manuel Orozco, Francisco Méndez, Oswaldo Morejón, Diego Madero y Said Gutiérrez.

Ellos son la base del ataque lagunero que terminó con 614 carreras anotadas la temporada anterior, el quinto mejor de la LMB. El equipo sabrá hacer carreras, su promedio fue de 5.4 por juego, y solo basta ver que de sus 58 triunfos, 32 fueron anotando siete o más veces, el gran reto es que su pitcheo evite que les anoten el 5.23 de promedio de carreras limpias que compilaron. Salvador Valdez viene de tener su mejor temporada en la Liga con sus 13 triunfos, pero detrás de él no hubo nadie que pudiera hacer algo similar.

Cuartos en carreras anotadas en 2014, estadística que debe mantener, o incluso mejorar esta temporad

Enrique Lechuga, Florencio Bustillos y Luis Iván Rodríguez apenas ganaron seis duelos, una carencia que debe ser eliminada. Para cuidar las ventajas, Rivera echará mano de Tony Peña, Johan Yan, Andrés García, Iván Córdova, Iván Zavala, Jorge González, Óscar Félix, los relevistas más confiables con los que cuentan. Entrando a su segunda campaña al frente de la novena, Rivera apuesta a cambiar las cosas desde el principio, para que el final también sea distinto.

 Los Vaqueros se metieron a los playoffs tras cerrar el calendario regular con marca de 25-14, un registro que pudo dejarlos en una mejor posición si el inicio hubiera sido distinto. “Una de las claves es empezar bien la temporada. Estamos en una Zona que está muy reñida y, aunque parece una campaña muy larga, el arrancar fuerte y ganando mucho te da una gran ventaja al final del año”, explicó Rivera refiriéndose a cómo el mal arranque del equipo les afectó luego de que al concluir abril y mayo tenían foja de 21-28.

 Para el primer mes de temporada regular los Vaqueros enfrentarán a Aguascalientes cinco veces, además de verse las caras con Saltillo, Ciudad del Carmen, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Tijuana.