Un día como hoy en LMB: 'Chato' Vázquez pegó cuatro jonrones

El 13 de mayo del 2006, Jorge Vázquez trituró el pitcheo de los Olmecas de Tabasco al conectarles cuatro jonrones jugando para los Tigres de Quintana Roo 

Jorge 'Chato' Vázquez
Jorge 'Chato' Vázquez (Cortesía)

Ciudad de México

Es una de las actuaciones más espectaculares en el beisbol y Jorge Vázquez fue el quinto y último pelotero en conseguirla. El 13 de mayo de 2006 el cañonero de los Tigres de Quintana Roo despedazó al pitcheo de los Olmecas de Tabasco al pegarles cuatro jonrones, empatando una marca de la Liga Mexicana.

Jugando en el parque Hermanos Serdán, el Chato tuvo una tarde histórica con esos cuatro palos de vuelta entera, ya que repitió la proeza realizada lograda por primera vez por Derek Bryant en 2005, siendo imitada después por Roy Johnson (1991), Miguel Ojeda (2000) y Ricardo Saenz (2005).

El juego fue el segundo de la serie entre tabasqueños y felinos, y Vázquez tuvo una tarde donde concluyó con cinco imparables en seis viajes al plato, con cuatro anotadas y 10 producidas, ayudando al triunfo de 24-3 de los Tigres.

El Chato empezó temprano la fiesta pirotécnica, al volarse la barda en el primer inning. Con un compañero en los senderos (Matías Carrillo) no esperó nada y el primer lanzamiento de abridor José Santiago terminó detrás de la barda del jardín izquierdo. Ese capítulo concluyó 3-0 para los de casa.

Su siguiente aparición llegó pronto. La ofensiva felina armó un rally de 12 carreras en el segundo inning, y ahí, Jorge pasó dos ocasiones a batear. Con dos en base (Carlos Gastelum y Carrillo), y contra el propio abridor, su batazo otra vez encontró su destino en las tribunas del jardín izquierdo. En ese mismo rollo tuvo oportunidad de batear otra vez, pero fue dominado con un elevado en terreno de foul.

Vázquez sumó su tercer vuelacercas de la jornada en la cuarta tanda, otra vez de dos carreras (Carrillo estaba en base), teniendo como víctima a Wilfrido Flores.

En la sexta llegó el cuarto estacazo, el que lo metió a los libros de los récords y fue de nuevo con un compañero en las bases (Carrillo), aunque ahora la bola terminó detrás de la barda del central. Ese cañonazo fue de nuevo al primer pitcheo, pero ahora contra el relevista Carlos Sánchez.

En el séptimo rollo se presentó de nuevo a batear, teniendo la oportunidad de hacer historia y ser el primero en volarse la barda cinco ocasiones, pero Vázquez no lo logró, al pegar un sencillo productor.