Un día como hoy… Acosta empata marca de BB intencionales

22 bases por bolas intencionales recibió Teolindo Acosta en 1971

Así encabezó La Afición la crónica del triunfo de Yucatán sobre Tigres de 1971
Así encabezó La Afición la crónica del triunfo de Yucatán sobre Tigres de 1971 (Especial )

Ciudad de México

El pitcheo de los Tigres Capitalinos no quiso saber nada de Teolindo Acosta el 22 de abril de 1971 y mejor lo caminó cuatro veces, siendo el tercer y último pelotero en la historia de la Liga Mexicana que vivió esto en un encuentro. Han pasado 44 temporadas sin que se haya repetido esta situación que está registrada en los libros de los récords. Esta es la crónica que publicó La Afición:

“Jim Williams disparó un jonrón y un sencillo que empujaron dos carreras y condujeron a los Leones de Yucatán a un triunfo de 3-2 sobre los Tigres, para ganarles la serie por tres juegos a uno.

Williams decidió la contienda en el noveno cuando con las bases llenas disparó un cañonazo sobre la almohadilla de primera para dejar en el terreno a los capitalinos.

Con un out en ese noveno episodio, Arturo Álvarez dejó un toque perfecto por la raya de tercera y avanzó a la intermedia en wild de Guillermo Almada que había entrado a relevar. Teolindo Acosta recibió su cuarta base intencional del juego y Nicolás García entró a dar base a Musulungo Herrera para congestionar las almohadillas preparando el escenario al batazo de Williams.

Yucatán tomó ventaja de 1-0 en el primer acto con hit de Francisco Saiz, un wild de Miguel Pereira, rola de Arturo Álvarez que lo avanzó a tercera y hit productor de Teolindo.

Tigres empató en el tercero con hit de Fernando Remes, un wild, rola de Zamudio que lo avanzó y sacrificio de Celerino al derecho.

El tiro de Acosta fue muy bueno y en una acción apretada, Remes fue cantado seif. Se armó una pequeña discusión y al finalizar se vio que Remes estaba lastimado por la barrida. Fue llevado a una clínica, pero afortunadamente no sufrió ninguna lesión de consideración.

Yucatán se despegó en la sexta por el jonrón de Williams sobre la barda del jardín izquierdo. Y Tigres empató en el octavo con el bambinazo de Celerino.

Las cuatro bases intencionales que recibió Teolindo, empataron el récord de la Liga Mexicana impuesto por Elrod Hendricks en 1967 y empatado por Héctor Espino en 1969”.