Tigres de Quintana Roo, expertos en ajustarse

Con una combinación de experiencia y juventud, y una rápida adaptación a las circunstancias, Tigres superó los obstáculos para ganar su tercer título en cinco años; será un rival a vencer durante 2016

Los campeones de la LMB
Los campeones de la LMB (Cortesía: Liga Mexicana de Beisbol)

Enviado / Monclova, Coahuila

El plan original cambió, no así el desenlace. Como sucede en cualquier juego, el equipo que mejor se ajusta a los cambios es el que saca las mejores cuentas. Tigres lo hizo y alzó la Copa Zaa-chila por tercera ocasión en cinco campañas. Su dominio es tal que tiene marca de 12-2 en las tres últimas finales que ha jugado.

Todo empezó con la contratación de un mánager con pasado ligamayorista, Jerry Royster, y siguió con una pretemporada en Estados Unidos.

Comenzaron con seis extranjeros y perdieron el primer choque de la campaña frente a Yucatán. Cinco meses después son los nuevos reyes de la Liga Mexicana, al vencer como visitantes a Monclova y lo consiguieron con un mánager, seis peloteros foráneos y algunas caras distintas a las que empezaron.

"La temporada fue muy sufrida, extraña, rara, empezamos en Tucson con seis extranjeros de primera línea, pero llegamos a playoffs y no tuvimos a ninguno", explicó Cuauhtémoc Rodríguez, presidente ejecutivo de los felinos.

"Se tuvieron que hacer muchos ajustes, cambios, pero fue con la intención de mejorar al equipo y es lo que se logró. En el 90 aniversario de la Liga, el 60 del equipo, solos campeones, ¿qué más se puede pedir? Todo salió a la perfección", agregó.

Roberto Vizcarra regresó al frente del club e hizo que los triunfos llegaran. No terminaron en primer sitio, pero el haber construido el staff que fue el segundo mejor pitcheo de la Liga y la mejor defensiva trajo sus recompensas.

Estaban en playoffs y el reto siguiente era demostrar que tenían la fortaleza física y mental para soportar la travesía.

Abrieron contra Oaxaca y tras perder los dos choques como local, regresaron a casa teniendo que ganar los dos juegos para seguir vivos. Lo hicieron.

El próximo paso fue enfrentarse a Yucatán, estuvieron a un out de sentenciar la serie en cinco juegos, pero se dio el capítulo donde Francisco Peguero no se quedó con el elevado, Leones ganó ese y el sexto duelo. En el séptimo y definitivo perdían 3-0 en la primera, pero le sacaron el juego a los yucatecos.

En la Serie del Rey presentaron peloteros que tienen tatuado el uniforme del equipo, como Carlos Gastélum (13 temporadas), Íker Franco (12), Sergio Contreras (13), Pablo Ortega (15), algunos que tienen menos tiempo, pero llegaron con experiencia de Grandes Ligas (Alfredo Amézaga, Jorge Cantú, Ramón Ramírez) y menores de 23 años que fueron clave, como Esteban Quiroz y Brandon Villarreal (titulares) y Carlos Bustamante (abridor del Juego 4).

Tigres ha encontrado una fórmula con la que construye equipos com-petitivos, tiene tres títulos en cinco años y no se vislumbran grandes cambios. El club supo ajustarse y volvió a saber lo que es ser campeón.