En la LMB hubo debut con mucha candela

Algunos peloteros iniciaron la campaña de la Liga Mexicana de Beisbol con actuaciones notables, ya sea bateando, pitcheando o corriendo las bases

Sultanes de Monterrey
Sultanes de Monterrey (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Un playball muy activo. La campaña 2014 arrancó con algunos jugadores dejando huella inmediatamente tanto con el bat como desde el centro del diamante, todo en cuanto Doña Blanca empezó a volar en ocho parques de la Liga Mexicana.

Luis Alfonso García, Francisco Campos, Álex González, Freddy Guzmán y José Contreras empezaron la temporada con notables actuaciones en su primer juego del año, convirtiéndose en líderes de algunas estadísticas en la aún muy prematura campaña.

García llegó con el bat lleno de pólvora. Al arrancar en casa frente a los Broncos de Reynosa, el infielder apareció cuatro veces en la caja de bateo y terminó con dos imparables, ambos fueron de jonrón, sumando un par de anotadas y tres empujadas. Luis Alfonso García es el líder de cuadrangulares sin contar la actividad de ayer.

En el centro del diamante también se tuvo una jornada destacada. Francisco Campos sumó el miércoles su apertura en juego inaugural número 15 y salió con su primer triunfo del calendario. Pancho Ponches tiró cinco entradas en las que admitió dos carreras, con cuatro chocolates, para ayudarle a los Piratas de Campeche a vencer 9-3 a Yucatán.

Las temporadas que ha intervenido Campos Machado en juegos inaugurales han sido en 1997, 1998, 1999, 2000, 2001, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013 y 2014. A pesar de este largo andar, su marca en duelo inaugural se puso 4-4.

También se dio el miércoles el debut en la pelota mexicana del cubano ex ligamayorista José Contreras, quien con los Toros de Tijuana tiró siete entradas en blanco al Águila de Veracruz. Fue el pitcher abridor que más tandas caminó en el centro del diamante, superando las seis de Tomás Solís y Óscar Verdugo, del Águila.

Para cerrar los debuts más destacados están Álex González y Freddy Guzmán. González empezó candente al bat al ser el encargado de producir cinco de las 15 carreras con las que los Guerreros de Oaxaca vencieron a Puebla, pero no solo eso, sino que anotó tres ocasiones, para encabezar ambas estadísticas.

Para cerrar, Guzmán llegó con los cohetes encendidos. El campeón de bases robadas en 2013 empezó la persecución de su marca de 73 almohadillas estafadas al acumular sus dos primeros hurtos del presente calendario, al abusar de los catchers de los Olmecas de Tabasco.