A abollarle la corona

Después de tres años, Puebla regresa a una Final de Zona; con su ofensiva busca eliminar al actual campeón

Diablos buscará pasar sobre los Sultanes
Diablos buscará pasar sobre los Sultanes (Diablos Rojos)

Ciudad de México

Tres temporadas pasaron para que los Pericos de Puebla volvieran a una Final de Zona, y para regresar a una Serie del Rey tendrá que quitar del camino al actual dueño del trono en la Liga Mexicana, los Tigres de Quintana Roo y su sólido pitcheo.

Por segunda ocasión en los últimos seis años, los emplumados tendrán enfrente a Quintana Roo para buscar el boleto a la final, después de que en 2009 los felinos vencieron 4-1 a los poblanos.

Puebla llega a Cancún luego de vencer en siete juegos a los Piratas de Campeche y al mejor pitcheo de la Liga Mexicana, ganando el último juego 5-0, con una salida de ocho entradas de su abridor.

"Estamos contentos porque cerramos con una actuación que nos costó mucho trabajo tener en la temporada, una joya de pitcheo. Mauricio Lara estuvo dominante y le dimos respaldo ofensivo, con eso coronamos un gran juego para avanzar", explicó vía telefónica Luis Mauricio Suárez, jardinero de los poblanos.

Puebla y Quintana Roo se enfrentarán por décima ocasión esta temporada, luego de que la serie anual terminó 6-3 para los poblanos, y será un choque de polos opuestos: el mejor bateo del circuito con .322 contra el segundo pitcheo más sólido en la temporada regular con su 3.92.

"Si nos vamos a números el bateo tiene que mejorar. Los bats se tienen que relajar un poquito. Aunque jugamos todo el año en la Zona Sur es un equipo que puede y ha bateado en todos lados", especificó Suárez.

La artillería poblana tendrá el reto de hacer frente a un cuerpo de lanzadores que en casa promedio 3.14 carreras limpias por duelo en 55 encuentros, con una marca de 37-18.

"La pelota pequeña se debe de jugar en estas instancias tanto en casa como en gira. Contra Campeche no jugamos a hacer carreras como lo hicimos en el año, queríamos agarrar a palos a todo mundo y perdimos un poco de carreras por eso, por no tratar de mover los corredores, de correr mejor las bases. Eso ya lo platicamos y vamos a hacer los ajustes para la serie que empieza mañana porque enfrentamos un equipo que sabe jugar perfectamente playoffs, y tenemos que andar con mucho cuidado, aquí no puedes hacer de más porque te puede costar", explicó el toletero.

Este año solo hubo tres juegos en Cancún entre estos dos equipos, con pizarras finales de

6-2 y 8-2 para los locales, y de 6-5 para Puebla.

Los Pericos volvieron este año a la Zona Sur y comenzaron con muchos altibajos, situación que provocó la salida del manager Alfonso Jiménez, cediendo su sitio al cubano Joe Álvarez, quien los levantó hasta llevarlos al segundo sitio de la Zona Sur, con 61-48.

"Este año aprendimos que no puede haber confianza en ningún momento", dijo el actual jardinero de los poblanos. "Luego de jugar en el Norte y de habernos reforzado pensamos que nos íbamos a comer la Zona Sur, pero empezamos con dos meses malos que nos hizo pensar en algún momento que no nos iba a alcanzar para llegar a playoffs. Eso nos dejó un gran

aprendizaje de que nunca debes de relajarte, debes de apretar siempre y ganar muchas series

para ir creciendo paso a paso".

Los poblanos como visitantes esta campaña terminaron con marca de 25 ganados y 30 derrotas; pero en la serie de playoffs contra Piratas de Campeche a quienes eliminaron en siete juegos, los emplumados fueron capaces de ganar dos juegos en el estadio Nelson Barrera Romellón.

Sultanes busca repetir

Cinco finales al hilo de la Zona Norte son las que llevan los Sultanes de Monterrey con la que va a iniciar este martes frente a los Diablos Rojos, pero no ha logrado ser campeón de la Liga Mexicana, una espinita que tienen clavada este año y que quieren quítarsela, pero primero deben de vencer a los capitalinos.

Los Sultanes superaron en cuatro juegos a los Acereros del Norte; mientras los Diablos Rojos hicieron lo propio, en seis juegos, ante los Vaqueros Laguna. El choque por el Trofeo del Aro del Juego de Pelota iniciará el martes, a las 19:00, en el Foro Sol.

Sultanes terminó la temporada en el tercer lugar de la Zona Norte, con récord de 61-52; fuera del Palacio Sultán su marca fue de 27-28, mientras en gira compilaron un 27-28.

En la campaña regular, estos dos equipos se midieron en tres series, los escarlata ganaron cinco juegos y los regiomontanos se llevaron cuatro encuentros.

La efectividad colectiva de Monterrey fue la séptima de la LMB con 4.70; la de los escarlata fue la décima con 5.02. Los pingos ocuparon el segundo lugar en bateo de manera colectiva con promedio de .315, 105 jonrones y 660 producidas; mientras los Sultanes ocuparon el tercer puesto con .310, 134 cuadrangulares y 650 remolcadas.

"Sabemos que Monterrey es un gran equipo, muy ofensivo y con buen pitcheo, es un equipo muy redondo", admite Miguel Ojeda, mánager de los Diablos. "Hemos jugado bien en casa, hemos jugado bien contra ellos, vamos a tratar de mantener la misma dinámica, tranquilos, sin prisas, y esperar que las cosas salgan como hemos planeado", agregó.