Joakim Soria se unió a Tigres

El lanzador mexicano se integró a las filas del equipo de Detroit a cambio de dos prospectos; hoy tiene opción de jugar contra Angelinos

Joakim Soria, a Tigres de Detroit
Joakim Soria, a Tigres de Detroit (AP)

Ciudad de México

Los Tigres de Detroit adquirieron al mexicano Joakim Soria, en un canje con los Rangers de Texas.

Los líderes de la División Central de la Liga Americana le darán este mismo jueves a Soria una opción para lanzar en la séptima, octava o novena entrada cuando jueguen contra los Angelinos de Los Ángeles.

A cambio del derecho de 30 años, los Rangers recibieron a los lanzadores Corey Knebel y Jake Thompson.

"Entregamos mucho, muchachos que valoramos", dijo Dave Dombrowski, gerente general de los Tigres, "pero era necesario".

Los Tigres han buscado reforzar su bullpen durante semanas porque el taponero Joe Nathan no ha sido constante, Joba Chamberlain ha sido su único relevista confiable y parece que Joel Hanrahan no podrá lanzar este año.

El oriundo del estado de Coahuila tiene foja 1-3 con un promedio de efectividad de 2.70, y ha salvado 17 partidos en 19 oportunidades este año con los Rangers.

El lanzador tuvo foja 15-18 con efectividad de 2.51 y 177 salvamentos en 199 oportunidades durante cinco años con los Reales de Kansas y dos con Texas.

Cuando los Tigres estaban considerando buscar a Soria, le preguntaron a Nathan y Ian Kinsler por el mexicano.

"Ambos fueron efusivos al halagarlo como jugador y lanzador, así como para integrarlo al equipo. Uno de los comentarios fue, ¿por qué no lo hemos traído?''.

El dos veces participante del Juego de Estrellas podría ser el encargado de la séptima entrada, antes de que Chamberlain siga en la octava y Nathan cierre el juego. O Soria también podría ser usado por el manager Brad Ausmus en tramos posteriores de los partidos, de acuerdo con Dombrowski.

Soria suena feliz de unirse a un equipo que busca su primer título de Serie Mundial desde 1984.

"Haré todo lo que quieran que haga", dijo Soria a los reporteros por la noche después de un partido que los Rangers perdieron ante los Yanquis y que se tuvo que abreviar por la lluvia.