Siguen soñando… Los Cubs eliminan a Cardenales

Los Cachorros avanzaron a su primera Serie de Campeonato desde 2003 tras vencer 6-4 a los Cardenales de San Luis. Jonrones de Anthony Rizzo, Javier Baez y Kyle Schwarber fueron clave, llegando a 10 en esta etapa 

Los jugadores de Chicago celebran el triunfo
Los jugadores de Chicago celebran el triunfo (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO

Es su tiempo. Un aficionado a las afueras del Wrigley Field sostenía un letrero que decía: "La próxima temporada es ahora" (Next season is now). Y han dado el primer paso para cumplir con ese deseo. Con un jonrón de Anthony Rizzo en la parte baja de la sexta entrada y uno de Kyle Schwarber, los Cachorros de Chicago rompieron el empate y tomaron una delantera que les da su boleto para la Serie de Campeonato al vencer 6-4 a los Cardenales de San Luis.

Los aficionados de los Cachorros se acostumbraron a que año con año tenían que conformarse con pensar que la siguiente temporada fuera la buena. Ahora la campaña 2015 está siendo la buena. A base de poder y con buen pitcheo el conjunto de Chicago logró el tercer triunfo sobre San Luis para dejar fuera al equipo que terminó con la mejor marca de MLB (100-62), y ahora esperan a su siguiente rival. Solo cuatro triunfos más y los Cachorros estarán de vuelta en una Serie Mundial.

San Luis quería empatar la serie y obligar el regreso a San Luis y empezó fuerte, pegando primero y rápido. Matt Carpenter dio hit y Stephen Piscotty se voló la barda. Dos bateadores pasaron a la caja y 2-0 ganaban.

Pero los Cachorros todavía no sacaban la dinamita, eso sucedió en la segunda entrada cuando anotaron cuatro veces. Hammel pegó sencillo productor del 2-1 y luego Javier Baez desapareció la esférica y la mandó a 393 pies de distancia del home. Jonrón de tres anotaciones. 4-2 para los Cachorros.

El manager Joe Maddon decidió realizar un cambio de lanzador más temprano de lo normal, dejando al abridor Jason Hammel solo tres entradas, para darle pie al desfile de relevos. Hammel y Justin Grimm colgaron más ceros. Esa tendencia tenía desesperados a los bateadores de San Luis que no veían la forma de hacerle daño a los locales. Aunque llegó su oportunidad al anotar dos veces en la alta de la sexta para empatar a cuatro. Festejaron porque era juego nuevo, aunque no les duró mucho la emoción.

En la parte baja apareció Anthony Rizzo y despedazó la pelota para que su cuadrangular los volviera a poner adelante 5-4. Kyle Schwarber hizo lo propio en la séptima para poner dos anotaciones de colchón. Fue una ventaja que nunca más perderían.

Luego de que a Travis Wood y a Trevor Cahill les hicieron las dos anotaciones de los Cardenales, llegaron Fernando Rodney, Clayton Richard, Pedro Strop y Héctor Rondón para escribir las últimas líneas de este nuevo capítulo para los Cachorros.

Ahora es tiempo de festejar en Chicago mientras esperan si es Dodgers o Mets su rival para dar el último paso que los separa de la Serie Mundial. Mientras tanto, de aquí al viernes, los aficionados de los Cubs festejarán porque el sábado estarán en su primera Serie de Campeonato desde 2003, la recordada serie donde Steve Bartman se hizo famoso.

Para los Cachorros el año todavía sigue y sigue en la Serie de Campeonato donde espera rival mientras que para los Cardenales, esta vez, sí es "next year".