Serie Mundial: Las carreras se quedan en las bases

San Luis llegó a 32 corredores dejados en las almohadillas en la Serie Mundial, ocho en el Juego 4, que perdieron, un hecho que les puede costar el título

El juego 4 se decidió con un out en la primera base
El juego 4 se decidió con un out en la primera base (Reuters)

SAN LUIS, Estados Unidos

Ya sea por falta de bateo oportuno o porque el pitcheo rival ha apretado a la hora cero, pero los Cardenales de San Luis acumulan 32 jugadores estancados en las bases después de cuatro juegos, una debilidad que les puede dejar con las manos vacías en esta Serie Mundial.

Si el Clásico de Otoño está empatado a dos triunfos por bando, una de las razones es la incapacidad que han mostrado los Cardenales de hacer que los bateadores que se embasen lleguen al plato, viéndose claramente superados por la forma en que les han pitcheado en esas circunstancias.

"Simplemente no hemos bateado con gente en base"


En el primer y segundo duelos, fueron seis los corredores dejados en las almohadillas, pero en el tercer duelo, que terminaron ganando tras la obstrucción del tercera base de los Medias Rojas, dejaron colgados a 12 peloteros. El domingo la cifra terminó siendo de ocho jugadores, en un choque que perdieron 4-2.

"Simplemente no hemos bateado con gente en base, no hemos logrado tener movimiento", explicó Mike Mattheny, manager de los Cardenales. "No pudimos hacer que las cosas se dieran, no encontramos el momentum ofensivo. (Clay) Buchholz nos mantuvo fuera de balance, y aunque tomamos la ventaja temprano, hicimos poco daño y no le pusimos tanta presión como debimos. Él nos limitó sabiéndonos lanzar".

En el encuentro dominical, San Luis buscó la forma de hacer carreras y puso a corredores en base en seis de las nueve entradas, pero el batazo oportuno no llegó.

En la segunda, tercera, cuarta, séptima, octava y novena entrada lograron embasarse, con hit o base por bolas, pero solo en el rollo tres y siete alcanzaron el pentágono una vez, algo que terminó costándoles un triunfo y el hecho de que la Serie Mundial tenga que regresar a Boston para conocer al nuevo campeón.

Con gente en base, San Luis está bateando para .250, con 13 hits en 52 turnos al bat, pero solo han anotado 11 ocasiones.

Boston abandonó a cinco corredores el domingo, para llegar a 21 en los cuatro duelos que se han realizado, pero, en contraparte de lo que sucede con los Cardenales, Boston tiene 18 carreras en 47 apariciones al bat con compañeros en los senderos, siete más que su contrincante.

Los dejados en base
- SAN LUIS
Juego 1: 6
Juego 2: 6
Juego 3: 12
Juego 4: 8