Bardas tumbadas: 200

Saúl Soto es el segundo catcher en la historia de la Liga Mexicana que llega al doble centenar de jonrones, uno de los siete en activo que rebasó la cifra

El cañonero pegó su jonrón 200 como visitante
El cañonero pegó su jonrón 200 como visitante (Mexsport)

Ciudad de México

Una credencial sumamente exclusiva es la que acaba de ser entregada a Saúl Soto. Su sexto cuadrangular de la temporada le aseguró convertirse en el nuevo miembro del club 200 HR de la Liga Mexicana, un grupo donde él apenas es el segundo receptor en llegar.

El cátcher de los Acereros de Monclova arrancó el 2014 con 194 palos de vuelta entera y en el juego número 28 del calendario regular prendió una esférica al pitcher Irwin Delgado que ya nunca regresaría porque terminó detrás de la barda del jardín derecho, para llegar a seis jonrones en al año.

"Me ha costado mucho trabajo llegar hasta este número y me siento muy orgulloso de haberlo conseguido porque me he esforzado mucho por varios años para estar aquí. Entrar a un grupo donde no hay muchos jugadores, porque pegar 200 jonrones y más de 100 en el Pacífico para un catcher habla de la gran labor que has hecho", explicó Soto en entrevista.

Y su logro es más evidente si se desglosa al grupo de peloteros del club 200 HR. De los 33 miembros 20 fueron o juegan como infielders, 11 como jardineros y solo dos como catchers. De esta forma, Saúl Soto sigue los pasos de Carlos Soto Mora, el primer y único cátcher que presumía un doble centenar, y quien se quedó en 264.

“Me ha costado mucho trabajo llegar hasta este número y me siento muy orgulloso”

A pesar de que solo necesitaba de seis jonrones para sobrepasar la barrera, esto se retrasó un poco. El 24 de abril, con 20 juegos en la temporada, había logrado su quinto home run. El saberse tan cercano a la esperada cifra provocó que dar el sexto tardara más de lo pensado. Pasaron siete duelos de sequía donde no caía el cuadrangular pero sí aumentó el número ponches. En ese periodo le recetaron nueve chocolates.

"Me atrasé un poco en que llegara ese jonrón que tanto quería. Me llegué a desesperar un poco por conseguirlo y me empezaron a ponchar mucho, porque a veces no puedes controlar ese pensamiento.

Muchos me decían que me olvidara de buscarlo pero de repente no podía cuando estaba en la caja y venían los swings locos, pero afortunadamente ya cayó", explicó.

“Me llegué a desesperar un poco por conseguirlo y me empezaron a ponchar mucho”


El nacido en Los Mochis explicó que ha tenido la oportunidad de guardar las pelotas de sus mejores momentos, como la de su primer cuadrangular en LMB, que fue en 1998 vistiendo el uniforme de los Broncos de Reynosa.

En esa ocasión visitaron Torreón y el pitcher rival fue Juan Manuel Palafox, quien le tiró un sinker que se convirtió "en el único jonrón que di esa temporada", recordó Soto. "Simplemente vi el pitcheo y lo conecté y la bola se fue, me puse muy contento. Como la pelota rebotó de regreso al campo me la dieron, entonces la firmé y se la regalé a mi papá". El también conocido como Sax, guardó la pelota de su primer cuadrangular, pero también tiene otras en su colección: "he guardado pelotas de mi primer hit en el Pacífico y aquí, del primer jonrón, del jonrón 100 allá y acá".

El lapso entre el HR uno y el 100 fue de 10 años, mientras entre el cien y el 200 pasaron seis temporadas. El derecho rebasó los tres dígitos en cuadrangulares en LMB el 4 de junio de 2008, frente a los Tigres de Quintana Roo. En la tercera entrada le ganó el duelo al diestro Pablo Ortega para volarse la barda por octava ocasión en esa campaña. Soto es el séptimo pelotero en activo con 200 o más vuelacercas, lista encabezada por Roberto Saucedo, quien tiene 314.