Un tiempo fuera para recargar pilas

Saúl Soto y Juan Carlos Gamboa, jugadores de Acereros y Diablos Rojos, realizaron una clínica a niños y niñas para compartir lo que viven como profesionales

Saúl Soto y Juan Carlos Gamboa compartieron sus experiencias
Saúl Soto y Juan Carlos Gamboa compartieron sus experiencias (Sports Media Services)

Ciudad de México

Con la temporada de la Liga Mexicana de Beisbol en plena actividad, algunos peloteros profesionales buscan oportunidades para aprender y motivarse para seguir el camino de una campaña de más de cinco meses de actividad, aprovechando para motivar a que haya más aficionados a la pelota caliente.

Este sábado, mientras se realiza la serie Acereros de Monclova y Diablos Rojos del México en la Ciudad de México, Saúl Soto y Juan Carlos Gamboa, salieron de su rutina para compartir tips de bateo, fildeo y pitcheo, también aprovecharon para aprender de los niños que asistieron a una clínica que se organizó en la Delegación Azcapotzalco.

"Hoy en día es muy importante el poder tener estas clínicas con niños porque en mis tiempo no existía, tenías que aprender con los coaches que tenías en tu liga. Es muy motivante para los niños el poder conocer y convivir con jugadores profesionales para aprender", explicó Soto.

Saúl, catcher de los Acereros de Monclova, está cumpliendo su temporada 17 en Liga Mexicana y apenas se convirtió en el segundo receptor en la historia de LMB que supera los 200 home runs conectados.

"Siempre te llena de energía el poder convivir con niños, siempre me ha gustado hacerlo. Aprendes mucho cómo viven ellos el jugar béisbol, la actitud que tienen para jugar porque a ellos les gusta hacerlo y eso es algo que siempre tenemos que recordar, tener esa actitud de esperar con ansia el llegar al campo para jugar", confesó el receptor y también bateador designado.

A la clínica realizada en el Deportivo 20 de noviembre, asistieron 50 niños, que fueron divididos en tres grupos. Soto se colocó en la caja de bateo donde les enseñó cómo tomar el bat, cómo pararse y hacer el swing mientras Gamboa empezó su plática en la almohadilla de primera base explicando cómo correr las bases para después darles tips para hacer un doble play.

"Para nosotros es importante el poder compartir con niños lo que sabemos, te ayuda a recordar cuando eras niño y veías a tus ídolos jugar. Uno que está iniciando su carrera no deja de aprender y con ellos te motivas a seguir aprendiendo y a darte cuenta de que estás en un sitio privilegiado", acotó Gamboa, infielder de los Diablos que está en su tercera campaña en Liga Mexicana.

En esta clínica fue organizada, y también tomó parte al pararse en la caja de bateo, el Jefe Delegado de Azcapotzalco, Sergio Palacios, aficionado al béisbol, quien con este evento calienta motores para organizar este año la Feria Interactiva Pitch, Hit & Run, organizada por Grandes Ligas.

"No es tan sencillo el poder tener a dos profesionales al mismo tiempo y en plena temporada dando una clínica, y por ello fue muy importante que participaran para poder empezar a trabajar en el proyecto de organizar de nuevo la Feria de Pitch, Hit & Run. Azcapotzalco es la cuna del béisbol en la Ciudad de México y queremos hacer más ruido con este deporte", explicó el Jefe Delegacional.

En este evento también participó el lanzador miembro del Salón de la Fama, Alfredo Zurdo Ortíz, quien se encargó de dar tips de pitcheo a los niños y niñas.