¿Los Reales pierden poder sin bateador designado?

Kansas City viaja a San Francisco con la misión de ganar con un reto poco común para ellos, no tener DH y ver a su pitcher tomar un bat y pararse en el plato

Los Kansas City Royals visitarán a San Francisco
Los Kansas City Royals visitarán a San Francisco (AP)

SAN FRANCISCO, Estados Unidos

Una de las diferencias claras que hay entre los equipos de la Liga Nacional y los de la Americana es la existencia de un factor que ofensivamente, sí hace diferencia: el bateador designado.

 Desde la temporada de 1973, en la Liga Americana se adaptó esta regla que hace que el pitcher en turno no pase a batear, siendo su lugar ocupado por algún jugador de campo que no esté en el diamante. El tema del bateador designado normalmente toma relieve en dos momentos en cada temporada: cuando hay juegos interligas y en la Serie Mundial.

Kansas City sabe que el fin de semana tendrá a sus pitchers abridores, Jeremy Guthrie, Jason Vargas y James Shields bateando, y en cuanto salgan del encuentro, entrará algún emergente en su lugar. Aquí el manager del equipo, Ned Yost, deberá de decidir qué hace con su bateador designado, Billy Butler, y cómo acomodará el line up donde estaba como quinto en el orden.

“Es un reto el armar un line up para jugar en la Liga Nacional. Esa es parte de nuestra responsabilidad como coaches, enseñarles a ellos que tenemos que adaptarnos a jugar al estilo de la Liga Nacional”, explicó Yost. “Quien quiera que sea el que tenga que batear en ese sitio, sabe que debe de hacer el trabajo”.

Esta temporada los Reales han tenido buenas cuentas en sus visitas a parques de la Liga Nacional, terminando con marca de 8-2. En esos encuentros solo cuatro de sus lanzadores abridores tuvieron turnos al bat, siendo James Shields el más destacado, con dos his en siete turnos. Yordano Ventura se fue de 4-1, Danny Duffy de 6-0 y Jeremy Guthrie de 5-0.  

“Creo que nuestras versatilidad, nuestro atleticismo y nuestra velocidad nos ayudó a tener esos buenos resultados”, continuó el manejador de los Reales. “Manejé por seis temporadas en la Nacional, así que me siento cómodo haciéndolo. Así que como equipo no tenemos miedo de practicar el juego de la Nacional, entendemos de qué se trata y del valor de hacer muchas cosas distintas para ganar”.

 A pesar de presentar esta desventaja, Yost les ha hecho saber a Butler y el resto de peloteros no titulares, que su presencia es igual de importante aunque fuera sólo con un turno al bat.  

"Sé que perdemos un bateador de calidad como Butler, pero le expliqué y entendió que puede ayudar al equipo a ganar con un turno en la séptima u octava entrada. Es igual de importante ser el primer bateador emergente del juego, es un turno sumamente básico para aspirar al triunfo", sentenció el manejador.  

Sólo como anécdota, en el Clásico de Otoño del 2013, los pitchers de los Medias Rojas de Boston no aportaron ofensivamente, yéndose sin hit en siete turnos al bat en su visita a San Luis.