Osuna levanta la mano

El joven lanzador mexicano tuvo su quinta buena aparición en el Spring Traning y colgó tres ceros, poniéndose como opción para alcanzar MLB este año

Roberto Osuna, pitcher mexicano de los Toronto Blue Jays
Roberto Osuna, pitcher mexicano de los Toronto Blue Jays (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

Apenas tiene 20 años y solo ha lanzado en sucursales de los Azulejos de Toronto en el nivel A+, pero ha mostrado que su brazo derecho y su mente pueden estar listas para llegar a Grandes Ligas pronto. Roberto Osuna laboró tres entradas y dos tercios, mientras que Russell Martin conectó su primer jonrón de esta pretemporada, para que los Azulejos de Toronto vencieran 3-0 a los Rays de Tampa Bay.

El mexicano llegó al Spring Training buscando mostrar su nivel y luego de cinco apariciones, parece que compite sorpresivamente por un puesto en la rotación de Toronto. Osuna no permitió carrera, ponchó a dos rivales y dio un boleto.

“Yo no creí que tuviera oportunidad de llegar al equipo”, dijo Osuna, quien se sometió en 2013 a una cirugía para reemplazar un ligamento del codo. “Pero ahora estoy muy emocionado y trataré de lograrlo”.

Roberto fue el encargado de abrir el duelo frente a las Rayas y al colgar esos ceros llegó a 9.2 capítulos de labor en esta pretemporada sin admitir anotación, con seis imparables admitidos y ocho enemigos sentenciados por la vía del ponche.

“Estoy muy contento, no tengo palabras para describirlo”, comentó Roberto sobre su actuación de ayer. “Es una gran experiencia, es el sueño que tiene cualquiera que juega beisbol. En este juego lo que aprendí fue sobre el tema de la confianza, enfrentando a esos bateadores y salir con esta actuación, es algo que se siente muy bien”.

El derecho tiene una recta que alcanza las 96 millas y ha logrado pasar de ser un invitado a llamar la atención de los coaches, donde

“Voy a ser honesto. No estoy en el roster de los 40, no pensaba que hubiera una posibilidad de hacer el equipo, pero estoy muy emocionado y voy a seguir esforzándome para quedarme”, comentó el sinaloense que apenas en el 2011 jugó para los Diablos Rojos. “No puedo perder la concentración, tengo que mantenerme enfocado en lo que quiero alcanzar. Si puedo hacer el equipo, excelente, si no, espero poder hacerlo después”.