La familia real, 29 años después

Reales de Kansas, quienes regresan a una Serie Mundial tras 29 años de ausencia, se ha caracterizado por hacer jugadores en casa, formando un núcleo sólido y unido 

Eric Hosmer tras hacer una carrera frente a San Francisco
Eric Hosmer tras hacer una carrera frente a San Francisco (Reuters )

SAN FRANCISCO, Estados Unidos

Las razones para el éxito de los Reales de Kansas City van más allá de la suerte o de jugar a su mejor nivel en la recta final de la temporada, su regreso a una Serie Mundial tras 29 años de ausencia ocurre por amalgamar un núcleo sólido y productivo en su sistema de sucursales.

Aunque fue muy sonada la contratación del abridor James Shields, y tener a jugadores firmados y formados por otras escuadras, la base de los Reales está en beisbolistas que desarrollaron en su sistema de Ligas Menores, conocido como La Granja.

Ahí llegaron nombres para comenzar el camino, para pulirse. Y con el paso de los años, Salvador Pérez, Alex Gordon, Eric Hosmer, Billy Butler, Mike Moustakas, Jarrod Dyson, Terrance Gore, Yordano Ventura, Matt Duf y, Kelvin Herrera, Brandon Finnegan y Greg Holland llegaron a MLB y están como la base del equipo. Son 12 de los 25 peloteros activados en el roster para el Clásico de Otoño.

"Nos sentimos en familia porque hemos crecido juntos, pasado muchas aventuras juntos desde que fuimos firmados y jugamos juntos en sucursales, y habernos encontrado acá arriba nos ha hecho unirnos de forma especial", explicó Pérez, cátcher titular que llegó a la franquicia en 2006 para debutar en 2011 y ahora estar detrás del plato.

"Hemos trabajado mucho, nos hemos preparado para pelear por ganar, para que después lucháramos por calificar y luego estar aquí. Ha sido la recompensa por el trabajo realizado".

El line up titular presentado ayer por los Reales en San Francisco tuvo a cinco peloteros formados en las sucursales: Gordon, Hosmer, Moustakas, Pérez y Dyson

Pero el aporte que se ha dado a este equipo no solo se dio en la parte ofensiva, sino en el centro del diamante. Ahí tuvieron a Ventura, Duf y, Herrera y a su cerrador estrella, Holland.

"Ha sido muy especial el voltear en los vestidores y ver que a tu lado están tantos jugadores con los que empezaste tu carrera. Eso nos da un lazo muy especial, una unión muy profunda, nos conocemos muy bien y eso te hace más fáciles las cosas. Es jugar con tu familia", describió Herrera, uno de los brazos de mayor confianza que salen del bullpen del equipo.

Esta familia real, como cualquier familia, tiene hermanos mayores y menores. Los hijos grandes son Alex Gordon y Billy Butler, quienes debutaron en las Mayores en 2007, y los más jóvenes son Gore y Finnegan, quienes este 2014 hicieron su debut.

Aunque Gore también debutó esta temporada, el caso de Finnegan es extremo, porque el relevista zurdo a principios de año lanzó con la Universidad Cristiana de Texas en la final colegial de Estados Unidos, y ayer tuvo su segunda aparición en el Clásico de Otoño, aunque cargó con la derrota.