Gigantes da lección, vence a Kansas City 7-1

San Francisco dio una lección a los Reales sobre cómo jugar un Clásico de Otoño, anotaron tres carreras en el primer inning con jonrón de Hunter Pence y Madison Bumgarner silenció a los bats rivales en siete tandas

Gigantes de San Francisco se llevó el primer duelo de la Serie Mundial ante los Reales de Kansas
Gigantes de San Francisco se llevó el primer duelo de la Serie Mundial ante los Reales de Kansas (Reuters )

Kansas City, Estados Unidos

Los Gigantes de San Francisco mostraron que saben jugar y ganar en la Serie Mundial, y los Reales de Kansas City enseñaron que llegar embalados y revolucionados no es la base para ganar en el Clásico de Otoño, al menos no el primer encuentro. La novena californiana ganó el primer duelo de esta confrontación con un cómodo y contundente 7-1.

Y la combinación fue sencilla y la que todos conocemos: sólido pitcheo, bateo oportuno y defensiva segura.

Un home run de dos carreras Hunter Pence en la primera entrada completó un primer inning de tres carreras de los Gigantes, un golpe muy fuerte al abridor estelar de los Reales, James Shields, y a los eufóricos aficionados que volvieron a vivir en su casa, una Serie Mundial, después de 29 años de solo soñar con esto.

El entusiasmo y chispa en el Kauffman Stadium y en el dugout de los Reales bajó su intensidad, pero se mantuvo, porque llegaron al Clásico de Otoño con ocho triunfos al hilo, y sabían cómo ganar. Y el beisbol les dio la oportunidad de mostrarlo. Y fallaron.

Frente a un dominante y aniquilador Madison Bumgarner, los Reales pusieron a dos corredores en posición de anotar en la tercera tanda. Omar Infante estaba en tercera (luego de embasarse con error del SS) y Mike Moustakas en segunda, sin outs. Pero Alcides Escobar y Norichika Aoki fueron ponchados. Lorenzo Cain negoció pasaporte para llenarle la casa al cuarto tolete, Eric Hosmer. Pero con un solo pitcheo se acabó la amenaza, ya que dio rola a la segunda.

Bumgarner retiró la cuarta, quinta y sexta entrada en tres hombres, solucionando las cosas fácilmente.

Mientras el abridor gigante colgó seis ceros al hilo, en el cuarto rollo San Francisco anotó dos veces más, repitiendo la historia en el séptimo capítulo. El cero en la casilla de carreras de Kansas City se borró cuando Salvador Pérez aprovechó uno de los pocos errores de Madison, dando cuadrangular en la baja de la séptima tanda.

Ahí se acabó todo para los Reales, y se dio el primer festejo para los Gigantes en este Clásico de Otoño, ya que Javier López sacó el octavo inning y Hunter Strickland se encargó de apagar la luz, cerrar la puerta y decir, mañana miércoles nos volvemos a ver.

Este miércoles a las 19 horas se canta el playball al segundo encuentro del Clásico de Otoño, con el duelo monticular de Jake Peavy (Gigantes) frente a Yordano Ventura (Reales).