Ramiro Peña convenció a los Bravos

El infielder mexicano firmó por un año con los Bravos de Atlanta, quienes confían en que repetirá el gran año que llevaba hasta antes de lesionarse

Ramiro Peña
Ramiro Peña (Reuters )

Cuidad de México

Los Bravos de Atlanta le vuelven a abrir la puerta. Lo que hizo en 50 juegos fue suficiente para convencerlos de que merecía quedarse con ellos, y por eso, Ramiro Peña recibió una oferta para quedarse con la novena un año más, y ya la firmó.

“Ya estoy más tranquilo, porque estaba lesionado y no sabía qué iba a suceder, pero afortunadamente ya salió la firma y todo está muy bien. Ahora me puedo enfocar totalmente a mi rehabilitación”, explicó

Peña vía telefónica desde Phoenix, Arizona. Ramiro llegó a los Bravos la temporada anterior buscando quedarse con un sitio para la campaña, algo que consiguió.

Cumpliendo un rol de utility, fuecada vez más valioso para los Bravos y jugaba constantemente, pero una lesión en el hombro derecho paró en seco su andar el 16 de junio, último día en que jugó.

“Me estaba yendo muy bien cuando se dio la lesión, son cosas que pasan, pero lo mejor de esto es que ellos se quedaron contentos con lo que había hecho a pesar de que fue poco tiempo y por eso me buscaron”, comentó.

Peña llegó a Atlanta tras cuatro años con los Yanquis de Nueva York, y se enfilaba a tener la mejor temporada de su corta carrera a la ofensiva, con 27 hits, tres jonrones, 12 producidas y 14anotadas en solo 50 juegos.

Gracias a eso, los Bravos se convencieron de retenerlo una campaña más, incluso, dando de baja a dos infielders (Paul Janish  y Elliot Johnson)que competirían por un lugar con el regiomontano.

Ya con la tranquilidad de saberse parte del equipo, Peña viajó a Arizona para seguir con su proceso de rehabilitación en una clínica especializada, que le ayudará a estar físicamente listo para jugar hasta inicios de 2014, a pesar de que llegó a pensar en jugar en la Liga del Pacíico.

Tras la lesión, ¿qué te dijo el equipo sobre tu futuro con ellos?

No me dijeron nada después de haberme lesionado, pero mi agente ya me había comentado que le empezaron a hablar hace poco porque estaban interesados. Siguieron las reuniones para darle forma al contrato y ya quedó.

¿Qué tanto influyó en tu desempeño la mano del mánager Freddy González?

Él me dio la oportunidad, me dio mucha confianza y ahí se vio relejado mi comodidad para jugar, me fue bien y siempre me apoyó. Antes de lesionarme ya estaba casi todos los días jugando,fue pieza importante para mí su confianza.

¿En qué consiste la rehabilitación que tendrás?

Voy a empezar a practicar para ponerme listo para la pretemporada. Voy a correr, a hacer ejercicios de habilidad, de velocidad, agarrar rolas, batear, es casi como si ya fuera un trabajo normal, aunque todavía debo cuidar el brazo, no lo puedo forzar mucho porque ya es mi segunda operación y no lo puedo arriesgar, y por eso también decidí no jugar en el Pacífico.

¿Entonces, el brazo ya está totalmente listo?

Ya he estado tirando, pero todavía me falta para estar al cien por ciento, aunque las veces que he estado tirando me he sentido bien y ahí la llevo. Creo que todavía me falta como un mes o dos meses máximo para estar completamente bien.

¿Cómo viviste psicológicamente el proceso de la lesión justo cuandotenías un buen año?

La lesión me puso triste, porque era la segunda y no sabía cómo iba a recuperarme, pero se ha portado bien mi brazo, ha respondido, de hecho, me siento incluso mejor que la primera vez que me operaron y eso me deja más tranquilo.