Puerto Rico regresó en 10

En un partido cerrado, los Indios de Mayagüez vencieron a los Tigres de Licey, de República Dominicana, en el duelo que marcó el inicio a la Serie del Caribe 2014 en Margarita, Venezuela.

Margarita, Venezuela


Los Indios de Mayagüez, de Puerto Rico, se impusieron ayer por 7-6 a los Tigres del Licey, de República Dominicana, en la jornada inaugural de la edición 56 de la Serie del Caribe, que se celebra en Isla Margarita, Venezuela.

Una error en el décimo capítulo del parador en corto Héctor Gómez al recibir un roletazo de Randy Ruiz permitió a Rey Navarro anotar la rayita para la primera victoria de Puerto Rico en el Clásico del Caribe, frente a su rival histórico de la región.

El arranque del encuentro tuvo un desafío de pitcheo entre el derecho Giancarlo Alvarado, por los Indios, y el liga mayorista cubano Yunesky Maya, con los Tigres.

Alvarado tuvo un mal desempeño ya que apenas lanzó dos entradas y dos tercios en las que toleró seis imparables, brindó una base por bola y recibió cinco carreras, mientras que Maya tuvo cuatro buenos primeros capítulos pero perdió la concentración en el quinto tramo, cuando toleró cuatro carreras.

Maya recibió el primer cuadrangular de la Serie, obra del jugador Irving Falú, quien abrió el marcador en el primer episodio con un bambinazo por el jardín central.

Sin embargo, la respuesta de los Tigres no tardó en llegar. Un error de Rey Navarro permitió a Francisco Peguero anotar la carrera del empate. Acto seguido, Héctor Gómez conectó un sencillo impulsor de una carrera para adelantar a los dominicanos.

Juan Carlos Pérez continuó la fiesta de batazos, con otro vuelacercas en la baja del segundo tramo, ampliando la ventaja del equipo bengalí por 1-3.

El torpedero Héctor Gómez impulsó dos carreras más para los Tigres en el siguiente capítulo tras disparar el segundo jonrón de la tarde.

Un elevado de sacrificio de Peguero en la cuarta entrada remolcó la sexta rayita de los dominicanos.  Parecía que los azules del Licey destruirían sin piedad a la tribu mayagüezana, pero, en la alta del quinto, Luis Figueroa y Rey Navarro remolcaron tres rayitas entre ambos, acercando a los boricuas a solo una carrera.

El mánager de los dominicanos, José Offerman, se vio obligado a sustituir a Maya por Zack Segovia, pero el estadunidense no cumplió, permitiendo que el partido se igualara 6-6, tras recibir un hit impulsor de una carrera por parte de Luis Figueroa.

El empate se extendió hasta el décimo acto, cuando Randy Ruiz propició el error de Gómez y los puertorriqueños se fueron arriba en la pizarra.

Carlos Baerga trajo al estadounidense Tyler Herron para poner el candado al encuentro y adjudicarse el salvamento.

Entre abucheos, Maduro inaugura la Serie

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, realizó ayer el primer lanzamiento en la ceremonia inaugural de la 56 edición de la Serie del Caribe de beisbol, que se lleva acabo en la zona oriente de Venezuela.

Entre aplausos y abucheos fue recibido el mandatario de aquel país por unos 12 mil espectadores presentes en las gradas del estadio Nueva Esparta de la ciudad oriental de La Asunción, capital del estado de mismo nombre que el recinto.

Maduro estuvo acompañado por su esposa Cilia Flores, a la que llama “primera combatiente” en lugar de “primera dama”, fuertemente resguardado y seguido por el embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco, el ministro del Deporte venezolano, Antonio Álvarez y el gobernador del estado Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa.

Entre los principales dirigentes deportivos se encontraba también el presidente de la Confederación del Caribe, Francisco Puello Herrera, y los distintos presidente de las ligas de béisbol de México, Puerto Rico, República Dominicana, Cuba y Venezuela.

La ceremonia de apertura de la Serie del Caribe 2014 arrancó previamente con un espectáculo realizado por unos 300 bailarines y músicos del sistema de Orquestas Juvenil de Venezuela, y que dio paso al segundo partido del día entre los equipos de Villa Clara, de Cuba, y Naranjeros de Hermosillo, de México.

Cuba regresó a esta justa tras 54 años de ausencia, luego que el presidente Fidel Castro prohibió la participación de escuadras profesionales de su nación.

La seguridad fue un punto destacado en el partido de la noche. El público que asistió a la primera jornada de la clásico caribeño fue inspeccionada con mucha cautela por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), lo que ocasionó demoras en el acceso al estadio.    

14 títulos han sumado las representaciones de Puerto Rico en este certamen. En el año 2000 fue el último cetro para ellos.