Pancho 2000 ponches

El sonorense ya es el quinto lanzador con más chocolates en la historia de la Liga Mexicana y ahora tiene en mente sumar 10 más llegar al doble millar


Francisco Campos Machado
Francisco Campos Machado (Cortesía Sports Media Center )

CIUDAD DE MÉXICO

En el primer juego de la temporada su nombre se inmortalizó, pero todavía tiene más chocolates que repartir a sus rivales desde el centro del diamante.

Francisco Campos Machado abrió la campaña con seis ponches que lo hicieron escalar una posición para ser el quinto lanzador con más rivales abanicados en la historia de la Liga Mexicana.

Y la cuenta sigue en movimiento. Los números jugaban a su favor. Con mil 868 chocolates empezó el 2014 y solo necesitaba cuatro para subir al quinto escalón, arrancó la temporada enfrentando a los Leones de Yucatán. Y en el primer rollo sumó tres strikes frente a René Reyes y Carlos Valencia.

En el tercer capítulo le repitió la dosis a Reyes, y con eso ya había empatado a Antonio Pollorena, quien era el quinto sitio con mil 871 abanicados. El esperado cuarto ponche del juego no tardaría en llegar, fue en la tanda cuatro a Carlos Mendívil. Desde ese momento, el 2 de abril, Francisco Campos ya era el quinto mejor ponchador de la Liga Mexicana.

"Hay veces que uno como pelotero activo no voltea para ver los números, pero con la tecnología toda esa información se da más rápido y está más a la mano yes la forma en que uno se entera de los logros que uno alcanza en su carrera. Llegar al quinto sitio de los máximos ponchadores es algo muy grande para mí", detalló Campos.

Ya con ese sitio siguió el ascenso. Frente a Tabasco recetó cuatro K's, sumando cinco con Veracruz, cuatro en Aguascalientes, tres contra Tijuana y cinco en casa de los Diablos Rojos, para presumir 25 rivales liquidados este año. Esa cifra lo tiene estacionado en mil 893 ponches.

"Como me siento y con lo que sé que puedo hacer, veo que hay buenas posibilidades de llegar a los 2 mil ponches, y seguir en el camino por aspirar al primer sitio. Mientras esté activo, voy a poder seguir subiendo escalones para llegar lo más cerca que se pueda", confió el pitcher derecho de los Piratas de Campeche.

De alcanzar la super exclusiva cifra delos 2 mil se uniría a cuatro lanzadores: Jesús Ríos, Ramón Arano, Ángel Moreno y Mercedes Esquer. Pancho Ponches y a solo está a 107 chocolates.

"Sé que puedo llegar a esa cantidad porque soy muy disciplinado y dedicado a mi trabajo, ese ha sido un factor determinante para que pueda estar todavía rindiendo en el campo de juego. Además, he tenido la posibilidad de que no solo me gusta y disfruto lo que hago, sino que todavía aporto al equipo y las cosas salen cuando trabajas fuerte", ahondó.

¿Cuáles son tus fortalezas?

A estas alturas del partido, creo que la experiencia, lo vivido, lo recorrido en mi carrera. Sin menospreciar el talento que tengo para lanzar, sumándole eso, tengo muchos elementos para hacer bien mi trabajo en la loma.

¿Cuál es tu mejor pitcheo?

El que mejores sabores de boca me hadado es el tenedor. Te puedo decir que los campeonatos de ponches que he tenido tanto en verano como en invierno son gracias a ese pitcheo, me ha funcionado mucho y es un veneno para los bateadores.

Esta es tu temporada 22, ¿cómo puedes seguir con el nivel de intensidad con tantas campañas jugadas?

Lo sigo disfrutando. El día que lo deje de hacer yo mismo voy a ser quien cuelgue los spikes. Es tanto, el amor y la pasión que tengo por este deporte que me dedico,me esmero y me preocupo por hacer bien las cosas y gracias a Dios vamos muy bien. Estamos sanos y bien preparados y con experiencia que tengo van saliendolas cosas.

¿Te imaginaste llegar hasta esto?

Tengo 20 años como lanzador y dos como catcher cuando empecé, para llegar a 22 temporadas. Cuando volteo y veo para atrás me sorprendo de lo rápido que ha pasado el tiempo, es toda una vida, toda mi juventud disfrutando el beisbol.

¿Qué tan difícil es enfrentar y pasar los obstáculos para llegar hasta acá?

Yo ya lo he escuchado en muchos compañeros, el que digan, yo ya me cansé. Este trabajo es cansado, son muchos viajes, somos itinerantes y eso cansa. A muchos los he visto tirar la toalla por eso. Pienso que yo no lo he hecho porque soy muy apasionado al beisbol, me encanta, pienso que nunca me va a enfadar. Disfruto empezar cada temporada, el hacerlos entrenamientos, que ya va a ser el iniciode la temporada, la inauguración, eso me emociona mucho. Pienso que por eso sigo disfrutando esto como lo hice el primer día.

Siendo un pitcher de tantos logros, ¿se teacercan mucho los jóvenes?

Todos me preguntan mucho y luego los he escuchado como le platican a sus papás, 'ya lepregunté a Pancho como agarra la bola para el tenedor' y cosas así, y eso me da mucho gusto, mucha emoción. Para serte sincero, con ellos no tengo secretos para decirles mis conocimientos, tácticas. No solo es la habilidad que uno tiene por nacimiento sino la experiencia y el colmillo que uno va agarrando lo que te ayuda en el campo. Esas cosas se las he transmitido porque es un gran gusto para mí ayudarles, y que años más adelante alguien dijera que eso lo aprendió gracias a mí sería algo extraordinario.

Estás haciendo historia en Liga Mexicana ymuchos se preguntan, ¿Grandes Ligas porqué no llegó?

Hubo cuatro oportunidades, estuve en cuatro entrenamientos de primavera y quizá fue porque me desesperaba y porque no hubo el equipo que me diera la oportunidad de jugar. Estoy plenamente convencido de que tenía el talento parajugar en Grandes Ligas, el potencial lo tenía, las cualidades las tenías, el repertorio de lanzamientos lo tenía, lo demostré en esta liga. Quizá no llegué al equipo indicado donde me dieran una oportunidad real, me mandaban a Triple A y ahí me desesperaba y me venía para México. El factor dinero inl uyó mucho porque jugar en las Menores significan un sacrificio muy grande en lo económico en las características con las que me fui, porque ya tenía 28, 29 y hasta31 años; aquí ya ganaba un dinero considerable e irse para allá es tener un sueldo de sobrevivencia en Estados Unidos, hay un desnivel muy notable, era muy complicado.Pero déjame decir que yo estoy bien pleno con lo que he hecho, completo con lo que el beisbol me ha dado, y lo único que me va a hacer falta es decir que estuve en Grandes Ligas, pero eso no me quita el sueño.

¿Cuáles son tus retos esta temporada?

Como pitcher los he logrado todos, lo que le pido a Dios, y que es mi reto, es mantenerme sano toda la temporada, estar al cien por ciento para poder seguir jugando al nivel en el que lo he hecho enlas últimas temporadas".