Se habló de la muerte de Nelson Barrera

Parecía un domingo normal el 14 de julio de 2002, la actividad de la Liga Mexicana tenía a Yucatán como vencedor sobre Tigres...

Se habló de la muerte de Nelson Barrera
Se habló de la muerte de Nelson Barrera (La Afición )

Ciudad de México

Parecía un domingo normal el 14 de julio de 2002, la actividad de la Liga Mexicana tenía a Yucatán como vencedor sobre Tigres, a Monterrey sobre Laguna y Oaxaca sobre Cancún en par de ocasiones, pero las noticias cambiaron rápidamente de protagonista.

Por la tarde de ese domingo se anunció que uno de los mejores cañoneros en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol, el líder de jonrones conectados y de carreras producidas, había fallecido.

Ya no era jugador en activo, se había retirado ese mismo año cuando todavía vio acción en cinco juegos con los Diablos Rojos y los Piratas, para tomar un puesto como director del deporte en su natal Campeche.

Era un día normal, El Almirante realizaba labores en su casa, especíicamente, estaba en la azotea acomodando un toldo cuando éste tocó un cable de alta tensión que provocó que se electrocutara y muriera al instante. Ahí se acabó la vida de Nelson Barrera, a los 44 años.

Tras poner in a una carrera de 26 temporadas, en las que pegó 455 cuadrangulares y produjo mil 927 carreras, estadísticas en las que se mantiene como el líder histórico, Barrera buscaba ayudar al deporte campechano desde su puesto de gobierno, aunque no descartaba hacerse cargo de una novena, así como lo hizo en 1998, cuando llevó al título a los Guerreros de Oaxaca.

En aquella ocasión, el presidente de la Liga Mexicana, Raúl González, expresó: "Fue uno de los beisbolistas mexicanos más brillantes, y las marcas y récords que alcanzó, sobrepasó e impuso lo colocan en el lugar de los peloteros de mayor distinción".

El lunes 15 de julio, un día como hoy, las portadas plasmaron la noticia: Murió Nelson Barrera. Ese mismo día, en el estadio Nelson Barrera, por la tarde, se realizó un homenaje al Almirante, donde se le dio el último adiós.