LMP quiere ir más lejos

La Liga del Pacífico busca llevar sus juegos a más ciudades en Estados Unidos y México, no descarta llegar a sitios como el Distrito Federal

Naranjeros y Águilas jugaron un choque de pretemporada en El Paso, Texas
Naranjeros y Águilas jugaron un choque de pretemporada en El Paso, Texas (Especial )

Ciudad de México

El Paso, Tucson y Mesa. Tlaquepaque, Lagos de Moreno y León. Esos son algunos de los sitios en Estados Unidos y México donde actualmente se ha estado teniendo actividad de la pretemporada de la Liga del Pacífico.

Para calentar motores, las novenas del circuito de invierno llevan a cabo encuentros en sedes externas a las ocho que tienen y la aparición de los equipos para próximas temporadas podría extenderse tanto en EU como en la república, llegando incluso a sitios donde hay pelota de verano.

"En la medida en que seamos incluyentes con todos los aficionados del país, de que se sientan orgullosos de los resultados que se tengan como país y como Liga, eso va a hacer que cada vez estén más interesados en la Liga", explicó Omar Canizales, presidente de la LMP.

"En algún momento se pueden dar juegos de pretemporada en aquellas plazas en donde sabemos que gustan del beisbol y que no están precisamente cercanas al Pacífico".

LA TEMPORADA REGULAR DE la Liga del Pacífico arranca el 9 de octubre cuando los Charros de Jalisco visiten a los Tomateros de Culiacán.

Naranjeros de Hermosillo y Águilas de Mexicali están entrenando y realizando juegos de práctica por ciudades de Texas y Arizona, mientras las otras escuadras hacen giras de pretemporada por ciudades de Sonora, Sinaloa y el Bajío. Viendo el éxito que se está teniendo y conociendo la gran cantidad de aficionados al beisbol que hay por todo el país y fuera de las fronteras, se tiene en el tintero que este tipo de prácticas amplíe su alcance.

En Estados Unidos se piensa llegar a otros estados cercanos a México no solo para llevar a cabo los trabajos de pretemporada sino más duelos, mientras que en el propio país la mira estaría puesta en ciudades donde se tiene pelota profesional, pero solo en el verano, aprovechando que se tienen los parques ideales para jugar y un profundo gusto por el deporte en la afición.

"Algunos equipos están jugando el sur de Estados Unidos porque ahí hay aficionados que añoran con ver el beisbol que alguna vez vivieron y que ahora no pueden ver por su situación migratoria.

Con esto, se tiene la intención de ir a Las Vegas y a otras partes de Estados Unidos, pero igual como eso que se empieza a hacer tradición podemos ir a Yucatán, a Campeche, a la Ciudad de México y a cualquier otro lado donde sintamos que hay oportunidades para ir fortaleciendo el beisbol mexicano, no se trata de ir a competir con la Liga Mexicana de Beisbol, sino acercarle a los aficionados los equipos que se tienen en LMP que ellos no tienen posibilidad de ver en vivo en el estadio", continuó el directivo.

“Se puede hacer que haya juegos de pretemporada, pero también se puede apostar a cosas más grandes”

OMAR CANIZALES
Presidente de la LM


Este plan ha sido tocado en anteriores ocasiones por los presidentes de los equipos invernales y aunque aún no hay planes firmes al respecto ni fechas, se buscará dar los pasos necesarios y requeridos para que se pueda visitar los sitios que ahora solo están enfocados al beisbol de verano, teniendo en mente que pueden ser visitas para realizar choques de práctica, pero también programar series completas del rol regular.

"Es muy probable que podamos acercarnos a otras ciudades en México para llevar juegos del Pacífico. Lo primero que tenemos que hacer es coordinarnos con los que están a cargo de los diferentes estadios, con las oficinas de los equipos locales para presentarles la propuesta y así podríamos lograr que esta idea de llevar equipos a diferentes plazas se conjure. Aquí tenemos una baraja grande de opciones porque se puede hacer que haya juegos de pretemporada pero también se puede apostar a cosas más grandes, incluso el apostar a que se realicen series de temporada regular", sentenció.

Además de lo anterior, uno de los hechos que ha hecho pensar en estas posibilidades fue la llegada a la LMP de los Charros de Jalisco, lo que provocó que no solo se moviera el huso horario acostumbrado para la realización de los duelos, sino que la mira de la LMP se extendiera para apostar a llegar más allá de lo que han sido sus terrenos históricamente.

Una de las posibles sedes para tener juegos de equipos de la LMP sería el parque Fray Nano de la Ciudad de México, que a partir de este octubre estará en uso también con pelota de invierno al ser sede de dos equipos de la Liga Invernal Mexicana, lo que tendría en perfectas condiciones el lugar para poder pensar en recibir beisbol del Pacífico.