Muere aficionado al caer de un balcón en estadio de los Bravos

El aficionado cayó desde unos 12 metros de altura durante el juego entre Atlanta y los Yanquis de Nueva York 


Zona donde cayó el aficionado
Zona donde cayó el aficionado (AFP)

ATLANTA, Estados Unidos

Un hombre murió este sábado tras caer desde un piso superior del estadio de béisbol de los Bravos de Atlanta, informó ese equipo de la Liga Mayor de Béisbol.

La caída se produjo en momentos en que se disputaba la parte alta de la séptima entrada en la victoria de 3x1 de los Yanquis de Nueva York sobre los Bravos, justo cuando el toletero Alex Rodríguez estaba caminando al plato a batear en medio de abucheos de los aficionados de Atlanta.

Los aficionados sentados en la parte inferior detrás del plato, la zona donde cayó el hombre, se dispersaron asustados tras el incidente, mientras los paramédicos corrieron para asistirlo.

"Hemos recibido la confirmación de que el aficionado involucrado en un accidente en el partido de esta tarde ha fallecido", señalaron los Bravos en un comunicado después del partido.

"Los Bravos de Atlanta ofrecen sus más profundas condolencias a la familia", añadió la nota.

Greg Lyon, sargento de la policía de Atlanta, dijo que se estaban investigando las circunstancias de la caída del espectador, pero no identificó de inmediato al hombre fallecido.

El espectador Greg Shiver de Tennessee, que asistió al juego junto a su hijo, le dijo al Atlanta Journal-Constitution que estaba hablando con su hijo cuando escuchó "un gran golpe".

"Vi a un hombre caer de la parte superior. Agarré a mi hijo y corrí para una zona de seguridad", dijo Shiver, añadiendo que el hombre que cayó estaba "sangrando bastante mal".

El periódico indicó que el hombre había caído de una altura de al menos 12 metros.

En 2013, otro fanático de los Bravos, Ronald Lee Homer, murió después de subirse a una barandilla en el Turner Field y saltar hacia el estacionamiento del estadio, en un caso calificado como suicidio.

Otro hombre de 25 años de edad, también se mató al caer desde el cuarto nivel del estadio en 2008.