Miles lloran en sepelio de Taveras

Miembros de los Cardenales estuvieron presentes en el sepelio del pelotero, que falleció el domingo en un accidente de tránsito junto a su novia Edilia Arvelo, de 18 años.

Miles de personas despiden restos del jardinero dominicano Óscar Taveras
Miles de personas despiden restos del jardinero dominicano Óscar Taveras (AP )

SOSÚA, República Dominicana

Con extremo pesar, miles de personas de todos los niveles sociales lloraron el martes al despedir al jardinero de los Cardenales de San Luis, Óscar Taveras.

Entre los miembros de los Cardenales que estuvieron presentes en el sepelio figuraron el gerente general John Mozeliak y el piloto Mike Matheny, así como los jugadores Carlos Martínez, Matt Carpenter y Víctor Marte. Los familiares de Taveras le dieron el último adiós al pelotero, que falleció el domingo en un accidente de tránsito junto a su novia Edilia Arvelo, de 18 años.

No se han precisado las circunstancias en que ocurrió el accidente ni se han revelado los resultados de la autopsia para determinar si el consumo de alcohol incidió en la tragedia. Pero el lanzador Martínez sugirió que Taveras gustaba de beber con los amigos.

"Él era mi hermano, era mi amigo, donde quiera que salíamos lo hacíamos juntos. Dios lo quiso así, me siento culpable porque traté de ayudarlo muchas veces y le dije que si quería hacer algo que salíamos juntos, que cero bebedera, pero se llevó demasiado de los amigos y mira lo que pasó", dijo Martínez, compañero de Taveras en los Cardenales y quien subió en los circuitos minoritarios del béisbol profesional desde la Liga de Novatos.

Mozeliak mencionó que hay preocupación en el club por los peligros que implica conducir en República Dominicana, y reconoció que la organización podría orientar a sus peloteros al respecto.

"He estado viniendo a la República Dominicana por 20 años y cuando uno ve los patrones del tránsito en este país y todas las motocicletas y cómo la gente conduce, es una preocupación. Uno ve los automóviles que estos muchachos traen al país y hay que preguntarse si estos están aptos para las calles de aquí. Esta es una oportunidad para educar a nuestros jugadores, especialmente los que nacen aquí. Es una tragedia y lo que podemos hacer ahora es dar orientación y educación", dijo.

Un estudio reciente de la Universidad de Michigan incluyó a República Dominicana entre los países más peligrosos para conducir en carretera.

El funeral reunió lo mismo a dirigentes de las Grandes Ligas, vestidos con impecables trajes oscuros, que a fanáticos descalzos, algunos de los cuales llevaban imágenes de Taveras al seguir el paso del cortejo hacia el cementerio municipal en la localidad de Sosúa.

Más temprano, los dolientes se congregaron frente a una pequeña iglesia cerca del cementerio para una ceremonia previa al entierro.

Para la familia Taveras, la pérdida de su hijo fue devastadora y su padre apenas atinó a decir unas cuantas palabras.

"Me siento muy devastado por lo que ha pasado. Le exhorto a los jóvenes que se pongan el cinturón y que tomen como ejemplo esto que ha pasado con mi hijo", dijo Francisco Taveras, con lágrimas en sus ojos.

Matheny se lamentó también con lágrimas en sus ojos por la muerte de Taveras.

"Esta es una gran pérdida para nosotros como equipo y para la República Dominicana. Él era nuestra arma al salir de la banca y teníamos planes para el 2015 con él. Aunque apenas tenía 22 años, no tenía miedo a nada. Tenía un gran corazón y esto es una gran tragedia para nosotros", señaló el manager.

Después de la eliminación de los Cardenales en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Gigantes de San Francisco, Mozeliak había dicho que Taveras pasaría el mes de noviembre en la sede de entrenamientos del club en Júpiter, Florida, y que luego jugaría en el béisbol invernal de su país.

Taveras vio acción en 80 partidos esta temporada con San Luis y tuvo un promedio de bateo de .239, con tres jonrones y 22 remolcadas. Durante la postemporada, quedó relegado a la banca y conectó tres hits en siete turnos, incluyendo un jonrón ante San Francisco.

Se le consideraba uno de los principales prospectos en las Grandes Ligas.

Otro de los jugadores presentes, el relevista de los Cardenales, Víctor Marte sufrió por la muerte de quien consideraba más que su compañero, su amigo.

"Es un golpe duro para mí y los familiares de Oscar. Él era un joven con mucho talento. Dios así lo quiso y ahora hay que ser fuerte en esta situación", dijo Marte.