ENTREVISTA | POR CARLOS MEZA BAÑUELOS

Miguel Ángel González Pitcher de White Sox

Aunque se fue de Pegueros, Jalisco, a los 4 años con rumbo a Estados Unidos, Miguel González no olvida sus raíces y cada año trata de visitar a su familia. En el futuro quiere ayudar a los niños tapatíos y espera algún día jugar con Charros. 

Un Mariachi cien por ciento jalisciense

Miguel González es el único jalisciense en Grandes Ligas, actualmente es pitcher de los Medias Blancas de Chicago.
Miguel González es el único jalisciense en Grandes Ligas, actualmente es pitcher de los Medias Blancas de Chicago. (AFP)

Guadalajara

Es el único jalisciense en Grandes Ligas. Aunque tuvo un inicio turbulento por su salida de Orioles a unos días de arrancar la temporada, Miguel Ángel González, oriundo de Pegueros, Jalisco, ya se adaptó al ritmo de Chicago, la ciudad que lo acogió y donde se ha sentido como en casa debido a la cantidad de mexicanos que hay. 

No ha sido un arranque de campaña bueno, solo ha podido lanzar 21 entradas y dos tercios en cuatro juegos, tres sin decisión y una derrota, González, quien hoy cumple 32 años, no se desespera, sabe que con trabajo y dedicación su suerte mejorará.

Aunque está a miles de kilómetros, vía telefónica, Miguel cuenta cómo no olvida sus raíces y su pueblo natal, su relación con la familia y los planes a futuro que le gustaría realizar, como ayudar con campos de beisbol a tener más oportunidades que de niño él no tuvo. 

Además, le encantaría regresar a la Liga Mexicana del Pacífico, con los Charros de Jalisco.

Ya mes y medio en Chicago, ¿cómo te ha sentado este cambio de aires?
Súper bien, la verdad me han tratado bien aquí, me están dando la oportunidad otra vez de estar con el equipo de Chicago en los Medias Blancas y contento más que nada porque aquí hay mucho latino, mucho mexicano, mucho que hacer aquí para la familia.
 
Ha sido difícil este inicio de temporada para ti, cuatro juegos y no se te ha podido dar la victoria…
No es fácil, sabes muy bien que hay altas y bajas y no todo el tiempo los resultados van a ser de estar ganando juegos y sabemos muy bien que más que nada es estar dándole la oportunidad al equipo de ganar juegos y no se ha dado, uno que otro hemos ganado pero sabemos que es difícil y tenemos que seguir trabajando y tratar de hacer lo mejor que se pueda.
 
White Sox marcha líder ¿cuál es la clave para seguir así?
Seguir unidos más que nada. El equipo se ve fuerte, estamos siempre en comunicación. Creo que eso es muy importante para un equipo, no podemos agachar la cabeza, hay que seguir con la frente en alto y seguir adelante, el equipo se ve muy bien, desde que llegué había mucho ambiente, mucha alegría, mucha energía, hay que seguir con eso.

Orioles viene bien, ¿sigues sus juegos todavía?
A veces los veo, trato de enfocarme en lo que debo de hacer para tratar de hacer lo mejor que se pueda y sabemos bien que las distracciones te hacen un poco más difícil y complicado enfocarse en lo que debe estar haciendo uno en su trabajo.

¿Te fuiste dolido de Baltimore?
Claro que sí. Estuve ahí cuatro temporadas con ellos, el equipo me trató muy bien, estuve muy contento de estar ahí, las oportunidades que me dieron, tuve buenas temporadas a partir del 2012 y el año pasado no nos fue muy bien, la segunda mitad tuve un poco de lesiones y eso fue lo que me atrasó un poco y no pude terminar fuerte, eso fue lo que me dolió. Pero sabemos muy bien que es parte del beisbol, uno nunca sabe dónde va a  terminar, dónde va a estar, dónde va a ser su término de carrera y uno tiene que seguir tratando de buscar lo mejor para nuestras familias.
 
¿Hay algún rival especial?
No, no tengo ningún rival la verdad, sabemos muy bien que este juego de competencia es así y hay que tratar de ganar todos los juegos que se pueda y sí quisiera uno ganar todos los juegos y no perder ninguno, pero sabemos que hay equipos buenísimos. Yo me he enfrentado contra Toronto cuando el line up del uno al nueve son peligrosos, entonces cualquier equipo y jugador te puede sacar la bola en un jonrón, cualquier pitcheo malo que hagas y que falles, va a haber un poco de dificultad  pero bueno, contra los Yankees, contra Boston, contra Detroit, Kansas City. Estamos en lo más alto del beisbol y así es esto, me encantan los retos, hay mucha competencia, estamos contentos de estar aquí y hay que seguir viviendo el momento.

¿Te marcó la eliminación en 2012 con O’s ante Yankees?
Era un día especial, era mi primer año jugando playoffs, hubo muchas oportunidades que tuve para estar en el momento que tuvimos ese 2012 con los Orioles jugando contra los Yankees y fácil tuve unas cincuenta llamadas diferentes de mis primos, de mis tíos, de mis papás obviamente, y fue un momento muy especial, eso nunca se va a olvidar, solo uno lo va a tener en su corazón.

Hablando de tu familia, en Pegueros, tienen mucho cariño por Orioles aún. ¿Algún día volverías a Baltimore?
Claro, uno nunca sabe, uno puede volver  y puede que me den la oportunidad otra vez de estar ahí, pero mi familia sabe muy bien cómo es esto, les encanta el deporte, siempre han seguido el beisbol, es un pueblito de mucha historia y uno cuando va ahí trata de saludar a todo mundo y salir con la familia, convivir, hacer una carne asada, matar un puerco, hacer carnitas y de todo. De eso se trata y me encanta ir al rancho con la familia, disfrutar el momento cuando va uno allá porque lo tenemos un poco corto, porque sabemos muy bien que tenemos que regresar a practicar para prepararnos para la siguiente temporada.

De hecho fuimos a Pegueros este sábado, cuando lanzaste contra Royals y es increíble el cariño que te tiene la gente, la mitad del pueblo prácticamente te estaba observando mientras lanzabas. 
Eso es un orgullo, la verdad que la gente de Pegueros, mi familia y amigos estén ahí apoyándome al 100, aunque saben muy bien que hemos pasado por buenos momentos y hemos pasado por otros malos, pero hemos pasado más buenos que malos, así que hay que seguir adelante y seguir echándole ganas.  
 
¿Cada cuando vistas Pegueros?
Trato de ir cada año, pero hay veces que no se puede ir, tenemos otras cosas que hacer aquí en Estados Unidos, con la familia de mi esposa en Navojoa, Sonora, y hay que dividirnos, hay veces que no se puede pero tratamos de ir cada año.
 
¿Cómo es tu relación a distancia con tu familia?
Nos comunicamos por WhatsApp, uno que otro me habla por teléfono, sabemos muy bien que las llamadas salen caras de México para Estados Unidos y la mayoría de mi familia no tiene para estar hablándome cada rato, pero cuando se puede nos comunicamos con todos y platicamos un rato. Eso es muy importante: tratar de tener a la familia siempre unida.
 
¿De niño a quién le ibas?
Yo crecí en Los Ángeles y me encantaba ir a los juegos de Los Dodgers, mis papás nos llevaban cuando podían, porque en ese entonces no ganaban mucho mis papás y yo iba a la escuela, no trabajaba, pero los Dodgers ha sido siempre el equipo que he seguido.

¿A qué edad te fuiste de Pegueros? 
 A los cuatros años nos fuimos a Estados Unidos.
 
¿Y a esa edad ya comenzabas a jugar beisbol o a qué edad empezaste?
Más o menos como a los cinco años empecé a jugar. Pero jugaba con mis primos y mis tíos. Siempre nos llevaban al parque a practicar, a jugar, a divertirnos y esos momentos no se olvidan. Jugábamos atrás de la casa de mis abuelitos. Yo empecé a jugar en ligas pequeñas hasta los once años porque mi papá no sabía dónde ponerme, no sabía si había equipos para los niños pequeños porque en Pegueros no había.
 
¿Y a qué edad dijiste: “yo quiero dedicarme a esto al cien por ciento”?
En la preparatoria fue cuando empecé a dedicarme un poquito más al deporte y cuando me gradué, fui al colegio por dos años. Mi primer año fui primera base y pitchaba, y mi segundo año me dediqué a pitchar porque era un poco flojo en el bateo, y de ahí, un scout de los Angelinos me vio en un partido, le gustó lo que vio y fue ahí donde firmé como agente libre después de mi segundo año de colegio. 

Hablando de oportunidades, actualmente hay dos niños del pueblo en sucursales: uno está en República Dominicana con Astros y otro en Arizona con Dodgers, se llaman Humberto y Saúl Castellanos, ¿los conoces?
Son parientes míos, estoy contento por los dos, espero que les vaya muy bien y les deseo lo mejor. Sabemos que este deporte no es nada fácil, pero tenemos oportunidades de llegar a lo más alto que se pueda y estoy orgulloso de ellos. Son  parientes del lado de mi mamá. También está Rafa Martín, está con los Washington Nationals, está en triple A, está en el roster, ya le dieron la oportunidad en Grandes Ligas.

¿Él también es familiar tuyo?
No es mi pariente, pero creo que su abuelo y mi abuelo del lado de mi mamá eran primos segundos.
 
Ahora con el regreso de la LMP a Guadalajara ha crecido el auge por jugar beisbol, niños que antes querían ser futbolistas ahora poco a poco se van cambiando al beisbol, ¿qué consejos le das a estos niños tapatíos en busca de este sueño en una ciudad futbolera?
Sabemos que no tenemos todo ahí en Jalisco, como campos de beisbol, y eso quisiera hacer yo en el futuro para ayudarlos, para que tengan más facilidades, mejores cosas, para que tengan la oportunidad de jugar el deporte, con un campo hermoso, nuevo, para que tengan las ganas de seguir, de echarle ganas y para que tengan las oportunidades, más que nada aquí en Estados Unidos, y yo les quiero decir que aquí hay muchas oportunidades, les deseo lo mejor, que disfruten el beisbol, que eso es muy importante, es un juego es un deporte y hay que disfrutarlo a lo máximo.

Además del beisbol, ¿te gusta algún otro deporte?
La verdad no, siempre me ha gustado el beisbol, he jugado futbol, pero no es un deporte que me guste mucho y el beisbol siempre ha sido el número uno.
 
Hablando de la Liga del Pacífico, Charros te ha invitado a jugar acá…
Sí, sí me han invitado varias veces, pero todavía como sigo con Venados de Mazatlán, y al menos que haya un cambio, podemos irnos para Guadalajara.

Si el calendario te lo permite ¿vendrías?
Me encantaría jugar en Jalisco, claro que sí, pero al menos que las directivas lleguen a un acuerdo, entonces podría jugar allá en Guadalajara.

TABLA
Su paso por Grandes Ligas
Año    Equipo        J     G    P       ERA
2012   Orioles      18     9    4        3.25
2013   Orioles       30   11   8        3.78
2014   Orioles       27   10   9        3.23
2015   Orioles       26    9   12       4.91
2016   White Sox   4     0    1        4.57 

Total                     105   39   34     3.84