Explota la ofensiva tricolor en Williamsport

La novena mexicana venció por nocaut a Venezuela y está a un triunfo de la Final Internacional de la Serie Mundial de Ligas Pequeñas; su próximo rival es el perdedor de Japón y Corea del Sur

Juan Garza celebra con sus compañeros en el torneo de Williamsport
Juan Garza celebra con sus compañeros en el torneo de Williamsport (AP )

CIUDAD DE MÉXICO

La respuesta lo dice todo:'Al que sea'. Eso es lo quele dijeron los peloteritos del equipo mexicano a su mánager cuando les preguntó a qué equipo quieren enfrentar el jueves luego de que vencieron 11-1 a Venezuela para avanzar a la semifinal internacional.

"Ya regresó la confianza en ellos (los jugadores) y están listos para lo que vengan", explicó el timonel del conjunto tricolor Héctor Arrieta, vía telefónica desde Williamsport.

"El equipo ha retomado su nivel, ya son cuatro juegos los que llevan y ya tomaron su nivel". El conjunto tricolor enfrentaba al representante de Latinoamérica en su tercer juego de vida o muerte luego de haber doblegado 6-2 a Australia el lunes, y esperaban un gran reto del pitcheo venezolano, que había lucido en sus primeros choques.

Pero la artillería tricolor despertó y desde el mismo primer inning le hizo daño a los brazos rivales y le anotó tres veces al abridor César Vivas.

"Venezuela se había caracterizado por su pitcheo y nosotros lo que necesitábamos era que nuestro bateo respondiera, porque era nuestra principal arma, nuestra esencia", comentó el manejador.

México ganaba 3-0 y tras 1 entrada de labor, el abridor venezolano fue removido, dejando su lugar a José Luis Atencio, un movimiento que dañó al bateo mexicano, a quien le colgaron dos ceros.

El duelo se cerró cuando Venezuela se estrenó en la pizarra en la tercera alta, pero llegaron los ajustes en la ofensiva.Y los batazos que cayeron en el fondo del cuarto rollo formaron un rally de cinco anotaciones para el 8-1, que devolvió la tranquilidad a los tricolores.

"Cuando estábamos 3-1 mantuvo a raya a los venezolanos, y nuestra ofensiva fue contenida un par de entradas pero luego ajustamos tras darle la vueltaal line up con el nuevo pitcher y empezaron a caer los batazos",dijo Arrieta.

El último golpe al pitcheo venezolano llegó en la quinta cuando anotaron tres veces más, obligando a que los umpires detuvieran el encuentro por nocaut, confirmando que México llega a la semifinal internacional del torneo.

“Lo que nos sorprendió es que esperábamos más pitcheo rompiente y nos retaron mucho, nos quisieron ganar a base de rectas y ahí el bateo respondió”, explicó el manejador.

El encuentro finalizó con 15 imparables para los mexicanos, destacando Abraham Zambrano, Daniel Quiroz y Ruy Martínez, todos con tres. Los dos primeros empujaron un par de anotaciones y Martínez concluyó el duelo con tres compañeros enviados al plato.

Pero mientras se destacó el ataque, el abridor Juan Garza (quien también pegó un jonrón), cumplió otra vez como número uno de la rotación mexicana, y en cinco tandas solo permitió cuatro hits, una carrera, sin dar pasaportes y seis ponches, para acreditarse el triunfo.

Al dar estos pasos, ahora la novena mexicana espera a su próximo rival, que será el perdedor del duelo de este miércoles entre Japón y Corea del Sur, el ganador de ese cotejo asegurará su pase a la final de este bracket.

Despuésde jugar el domingo frente a los japoneses, el lunes contra Australia y ayer con Venezuela, los Vaqueros Linda Vista tendrán un descanso para preparar su tercer duelo de vida o muerte del torneo.

“Es un descanso que nos ayudará a estar un poco más relajados, pero vamos a tener actividad. Tenemos dos entrenamientos en el día, y también vamos a ver el juego de Japón contra Corea, para conocer a nuestro próximo rival”, sentenció Héctor Arrieta.

“Ya avanzamos un paso más y no queremos irnos con las manos vacías”.