México, finalista del Caribe: Cuando se gana con la mente

Ejecución al pie de la letra de Sebastián Valle en el último rollo ante Dominicana, que valió el pase a la Final de la serie caribeña de beisbol

México, a la Final de la Serie del Caribe
México, a la Final de la Serie del Caribe (EFE)

Isla Margarita, Venezuela

México caía 2-1 en la octava entrada pero el desempeño físico de jugadores y el trabajo mental del cuerpo técnico, se tradujeron en dos carreras a favor con las que dejaron en el terreno a los dominicanos en la primera semifinal de la Serie del Caribe.

"Mi manager me dijo ponlos en tercera y segunda. Si ves que corren hazle swing y vi cuando los infielders rompieron y salió el batazo", explicó Sebastián Valle, autor del sencillo del triunfo para la novena mexicana.

La jugada del triunfo fue buscada por el conjunto tricolor, adelantándose a lo que todos esperaban y cambiándoles el script. Con hombres en primera y segunda sin outs, el tercera base bajó por el toque y el parador en corto dominicano comenzó su recorrido a la antesala cuando Valle cambió su posición de toque, le hizo swing al pitcheo de Guillermo Mota y la pelota salió partiendo el diamante muy cerca de la intermedia, en una ejecución perfecta.

"Tenía que mover a los corredores a como diera lugar y afortunadamente la jugada salió a la perfección y ganamos", continuó Valle.

Esta acción sorpresivamente mandada y bien ejecutada fue la cereza del pastel. Una tanda antes, Zelous Wheeler, con casa llena, trabajó un gran turno frente a Mota, quien se había ido a la cuenta máxima, y negoció el pasaporte que le dio el empate a México.

Para cerrar, la decisión del cuerpo de manejadores en la novena entrada también afectó el desenlace. El lanzador Oliver Pérez se había metido en problemas al embasar a dos rivales con dos outs, viniendo Julio Lugo a batear, pero en lugar de sacar al zurdo, el manager, Matías Carrillo lo dejó en el centro del diamante, y éste respondió ponchando a Lugo para colgar el cero.

"Hicimos nuestro trabajo y ahora a esperar, Venezuela o Puerto Rico son difíciles", dijo Matías tras concluir el duelo.