Lo que dejaron las reuniones

Equipos Medias Rojas, Cachorros y Medias Blancas se fortalecieron en los cambios de jugadores realizados esta semana, mientras que los campeones Gigantes, así cmo Reales y Atléticos se debilitaron de cara a la siguiente temporada de Grandes Ligas

Billy Butler se marchó a los Atléticos de Oakland
Billy Butler se marchó a los Atléticos de Oakland (AP)

Ciudad de México

Con las Reuniones Invernales realizadas en San Diego inició la temporada 2015 de Grandes Ligas. Aunque el playball se cantará hasta el 5 de abril en Chicago, cuando los Cardenales de San Luis visiten a los Cachorros, los aficionados ya pueden darse una idea sobre si verán a su equipo en acción el siguiente otoño.

Más allá de juntas y acuerdos entre directivos, las franquicias delinearon su futuro, al comprar a la estrella que necesitaban para ilusionar o a la pieza que les faltó este año para dar el siguiente paso; o al deshacerse de jugadores que solo limitaban el presupuesto o comprender que para trascender debían dejar ir al ídolo.

Cuando ha finalizado la primera parte de los cambios ya hay ganadores en el papel, como los Medias Rojas de Boston, los dos equipos de Chicago y los Dodgers de Los Ángeles.

Mientras que equipos protagonistas en 2014 como Baltimore, Oakland, Kansas City y el campeón San Francisco lucen debilitados.

LOS QUE GANARON

Los Medias Rojas de Boston llegaron al 2014 como campeones, pero un mal inicio de temporada los dejó sin posibilidades temprano, por lo que optaron por comenzar una reconstrucción.

Sin embargo, esa idea que sembraron en verano la cosecharon en estas Reuniones. Fortalecieron la ofensiva con Hanley Ramírez, quien dará velocidad y con Pablo Sandoval, monarca con San Francisco y capaz de aportar el batazo en el momento oportuno. Para la rotación consiguieron a Justin Masterson que tuvo 14 victorias con Cleveland en 2013, y a Rick Porcello, que en Detroit no lucía por los nombres que tenía delante.

En Chicago soplan vientos de esperanza. Los Medias Blancas sumaron una pieza clave por departamento. Para batear consiguieron al primera base Adam LaRoche, quien promedia 25 cuadrangulares en las últimas tres temporadas; para apoyar a Chris Sale en la rotación tendrán un All-Star, Jeff Samardzija y para cerrar a David Robertson, quien tuvo 39 salvamentos esta temporada como reemplazo de Mariano Rivera en los Yanquis de Nueva York.

Los Cachorros tienen motivos para ilusionarse con romper su maldición. Para empezar contrataron a Joe Maddon, un mánager que tuvo éxito con Tampa Bay. De la mano del nuevo entrenador llega Jon Lester como el as de su rotación, además de Jason Hammel, y para completar la batería arribó Miguel Montero.

Los Dodgers, por su parte, consiguieron deshacerse de grandes contratos como los de Ramírez y Matt Kemp, y a cambio llegaron jugadores de equipo como Howie Kendrick y su poder con el bat, la velocidad de Jimmy Rollins, y el abridor Brandon McCarthy para completar una rotación de cuidado.

LOS QUE PERDIERON

Así como los equipos aspirantes buscaron en el mercado esas piezas faltantes, los que brillaron en 2014 se debilitaron durante las Reuniones en San Diego.

Los Atléticos de Oakland, fi eles a su filosofía de gastar poco, vieron debilitada su rotación con la partida de Lester, quien les ayudó en la segunda mitad de la campaña, y de Samardzija, quien también estuvo en playoffs; a la ofensiva dejaron ir a Josh Donaldson, uno de los mejores tercera base de Grandes Ligas, y a Brandon Moss. Sin embargo, Billy Beane consiguió a Billy Butler y a Ike Davis.

Para los campeones tampoco fue fácil resistir el interés de otros equipos por sus jugadores y la baja principal es la de Pablo Sandoval, uno de los ídolos de San Francisco, y quien probará suerte en Boston.

Además, sus abridores Jake Peavy y Ryan Vogelsong esperan una oferta para marcharse.

Los Reales, derrotados en la Serie Mundial tampoco están tan contentos. Butler, quien fu el corazón del equipo en una postemporada de ensueño se marchó, y lo mismo sucederá con la estrella de su rotación, James Shields, quien aguarda por un gran contrato.

Por su parte, los Orioles se quedaron sin los 40 cuadrangulares de Nelson Cruz y el Guante de Oro de Nick Markakis, además de su preparador, Andrew Miller.

Sin embargo, en Baltimore apuestan por el sistema que ya le dio éxito a Oakland.