Las cinco decepciones de la temporada de las Grandes Ligas

Al terminar la campaña regular muchas historias que se contaron quedaron lejos de lo que se esperaba, tanto en la parte colectiva como en la individual

Giancarlo Stanton se duele de la mano izquierda
Giancarlo Stanton, una de las decepciones del 2015 (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

Cayó el telón al calendario regular de las Grandes Ligas y no para todos resultó ser un año para recordar. Mientras 10 equipos se preparan para jugar los playoffs estás son las actuaciones que decepcionaron a más de uno y que fracasaron:

Nacionales de Washington

Fueron los campeones divisionales en 2014 y tenían 86 o más victorias en las últimas tres temporadas. Con una rotación con Max Scherzer, Jordan Zimmermann, Stephen Strasburg y Gio Gonzalez nadie les iba a batear y amenazaba con alcanzar los 100 triunfos. Además de tener en su roster a Bryce Harper, uno de los mejores peloteros en MLB. Para muchos era incluso favorito para llegar a la Serie Mundial pero ni siquiera les alcanzó para llegar a playoffs quedando a siete juegos de los Mets en su división. Este mal año ya le costó la chamba al manager Matt Williams.

Tigres de Detroit

Este equipo se dio a la meta de ser campeón de MLB a como diera lugar y rápido porque su dueño, Michael Ilitch, ha presentado serios problemas de salud y quiere verlos en el trono otra vez. Pero abrir la cartera en los últimos años no ha funcionado. Tuvieron la cuarta nómina más alta en las Mayores (173 millones de dólares) con nombres de muchas estrellas, pero al ver que no iban a llegar lejos, prefirieron deshacerse de varios jugadores a partir de la mitad de la temporada para obtener algo a cambio y apostar a renacer en 2016. Así, fueron el sotanero del pelotón Central con 74-87, a 20 juegos de Kansas City. Tras ser campeón de su división cuatro años al hilo pasaron al sótano.

Gigantes de San Francisco

Aunque cumplieron con la tendencia, los Gigantes campeones se quedaron lejos de cumplir. Han sido campeones en 2010, 2012 y 2014, mientras que en los años intermedios ni siquiera calificaron a playoffs, así que para cumplir con eso esta temporada no calificaron. Manteniendo la base del equipo que se coronó en octubre del año pasado eran favoritos para refrendar su título pero no les alcanzó para pelear con los Dodgers en la división y tampoco con Cachorros y Piratas por el comodín.

 Padres de San Diego

Durante los Winter Meetings en diciembre del año pasado, los Padres se volvieron un tópico cuando decidieron inyectarle poder a su roster, todo con la intención de calificar a playoffs por primera vez desde 2006. Durante el receso llegaron nombres como Matt Kemp, Craig Kimbrel, Wil Myers, Derek Norris, James Shields y Justin Upton, que sacaban del largo anonimato en el que ha estado esta novena en las últimas campañas. Pero ninguno de ellos se convirtió en una revolución. El manager Bud Black fue despedido en junio como parte del irregular año, que finalizó con el equipo en cuarto sitio del Oeste a 18 juegos de los Dodgers.

Giancarlo Stanton

Si te firmaron por 13 años y 325 millones de dólares, debes de apabullar y ser uno de los candidatos a Jugador Más Valioso. Pero Stanton se quedó muy lejos de eso. Luego de terminar con 37 jonrones y 105 producidas en 2014, los Marlines de Miami vieron que su potencial valía 325 millones de dólares, pero el jardinero fue atacado por las lesiones y apenas jugó 74 encuentros. Aunque en el tiempo que jugó estaba haciendo números para terminar con más de 50 cuadrangulares y 120 empujadas, simplemente, no hizo lo que tenía que hacer, jugar.