Manuel Bañuelos quiere jugar todo el 2016

Manuel Bañuelos debutó el año pasado, pero una lesión evitó que terminara la campaña; su meta ahora es completar el calendario en el primer equipo 

Manuel Bañuelos
Manuel Bañuelos (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

El año pasado llegó lo que esperó desde que empezó en el beisbol: alcanzar las Grandes Ligas.

Pero fue un sabor agridulce porque se quedó con una espinita clavada; no pudo jugar toda la temporada por una lesión. Pero en los últimos meses el mexicano ha trabajado para alcanzar un par de metas con los Bravos de Atlanta.

"Es claro lo que quiero, mantenerme aquí todo el año. Desde quedarme en el primer equipo hasta acabar el año", explicó Bañuelos tras un entrenamiento con Atlanta.

"Obviamente, me encantaría hacer tremendo trabajo cada que me toque lanzar, para eso debo mantenerme saludable, una de las cosas con las que he batallado en mi carrera, y también quiero ganar la mayor cantidad de juegos, eso también me encantaría".

Bañuelos se desarrolló en el sistema de sucursales de los Yanquis, pero ahí su camino se truncó cuando aparecieron las lesiones, justo cuando estaba a un paso de MLB.

Tras perderse todo 2013, volvió desde abajo, pero no llegó la oportunidad. En 2015, los Bravos le abrieron la puerta y el 2 de julio debutó en Grandes Ligas.

Ese día abrió por los Bravos antea los Nacionales de Washington, y en 5.2 entradas solo admitió dos hits y ponchó a siete rivales, sin carreras admitida ni bases por bolas regaladas.

"Fue una gran experiencia en todos los sentidos, será algo que nunca se me va a olvidar porque llegó un momento que estuve esperando en toda mi carrera", explicó el zurdo.

"Es una diferencia muy grande entre las sucursales y las Grandes Ligas, en todos los sentidos. El nivel es el punto más evidente por la calidad de bateadores que te toca enfrentar y porque todo es más grande”.

Después de eso llegaron cuatro salidas más en julio, tres como abridor y una de relevo, donde tuvo marca de 2-1.

El equipo decidió regresarlo a sus sucursales, pero el 1 de septiembre volvió a la Gran Carpa para abrir y perder un choque frente a Miami. Cinco días después llegó su última aparición en MLB, donde abrió, pero solo lanzó dos tandas, admitiendo siete carreras.

Una molestia en el codo fue la razón. El equipo encontró que tenía astillas en esa parte y lo operó, terminando su campaña y dejando que se enfocara en volver sano este Spring Training.

“Me operaron en septiembre y el equipo me quiso mantener en Estados Unidos, solo pude irme un mes a casa, pero ahí trabajé igual, enfocado en la terapia para recuperarme”, sentenció Manuel.

El zurdo está peleando un sitio en la rotación del equipo, que según la página ofi cial de los Bravos, siendo uno de los siete hombres que están considerados por quedarse con ese puesto.