“Venimos de menos a más”

Manny Rodríguez explica parte del éxito que ha tenido Pericos de Puebla, que tras un arranque irregular ha ganado los últimos 10 encuentros y es líder de la Zona Sur con una marca de 22-10

José Manuel Rodríguez (#13) se ha convertido en uno de los pilares
José Manuel Rodríguez (#13) se ha convertido en uno de los pilares (Cortesía Pericos de Puebla)

Enviado, Puebla

Planeación, inversión, trabajo y paciencia, con esos pasos han trabajado los Pericos de Puebla esta campaña y al cruzar los primeros 32 juegos el balance claramente se carga hacia un lado, el que era el esperado: 22-10.

La novena poblana atraviesa un gran momento al sumar 10 victorias al hilo, la mejor racha de la actual temporada para cualquier equipo, y eso los tiene en el primer sitio de la Zona Sur, un lugar que tenían en la mira desde la pretemporada, ya que por ello volvieron a abrir la cartera para reforzar sus puntos menos sólidos.

La directiva le dio al mánager Matías Carrillo ese roster y una pretemporada que inició en México y que incluyó un mes de trabajo en un complejo de entrenamiento que fue utilizado por equipos de Grandes Ligas en Tucson, Arizona.

Cantándose el playball a la campaña, el arranque tuvo trastabilleos y se colocaron 3-4, pero en cuanto los elementos se pusieron en la misma sinergia, más el arribo de otros refuerzos, las victorias han llegado una tras otra.

Primero hubo una racha de 7-0 y luego se han montado en una ola en la que han pasado 10 juegos sin conocer la derrota.

“Hemos venido de menos a más”, explica José Manuel Rodríguez, uno de los refuerzos más sonados que se integraron al roster emplumado. “Poco a poco nos hemos logrado adaptar a las situaciones que presenta el equipo, tratando de hacer lo que me toca para que el equipo gane, aportando de la forma en que se pueda, bateando o a la defensiva”.

Manny se llevó los titulares al ser traspasado de los Saraperos de Saltillo, con quienes jugó 10 campañas, a los Pericos. El infi elder suma 11 anotadas, 14 producidas y tres jonrones en 12 juegos, y se acaba de reincorporar al equipo tras haber estado lesionado.

Manny de inmediato se colocó como uno de los pilares a la ofensiva, que ante la llegada de otros refuerzos, tiene al equipo con el mejor porcentaje de bateo de la Liga Mexicana con .310, el que más carreras ha anotado con 207 (único de la LMB por arriba de las 200) y el líder de bases robadas con 34. Además tienen 32 jonrones.

Aunque una de las razones por las que están en tan buen momento ofensivo es el saber sacar provecho de las condiciones de su parque de pelota. El estadio Hermanos Serdán es conocido como un sitio donde la pelota vuela más que en otros lugares, lo que lo hace más amigable con el bateo.

“Hay que trabajar duro todos los días para sacarle provecho a las condiciones que encontramos en este parque”, dijo Rodríguez.

El sólido paso del conjunto emplumado se ve refl ejado en algunas estadísticas que van más allá de los ganados y perdidos.

Aunque en el pitcheo general están en el otro lado de la moneda, al tener el tercer peor promedio de carreras limpias de la LMB (5.52), lo relevistas ha cumplido con un gran papel al tener marca de 12-0 cuando han llegado a la sexta entrada con la ventaja en la pizarra. Si suben a la loma ganando, han soportado los ataques rivales y han mantenido la delantera.

Aunque contar con un roster sólido, con fortalezas en varias áreas, es una de las razones de que estén en la cima del pelotón sureño, Manny ve que el conjunto trae consigo una preparación que cambió la forma de enfrentar las cosas.

“Haber entrenado un mes en Tucson fue una muy buena experiencia porque lo hicimos en excelentes instalaciones, con jaulas de bateo cómodas para todos, gimnasio, buenas comidas y terrenos en excelentes condiciones, así nosotros solo nos enfocamos en prepararnos al máximo y por ello no tenemos excusa, venimos preparados para esta temporada”, sentenció el segunda base de los poblanos.