Sin edades para el béisbol

La Liga Petrolera de Béisbol es un espacio donde niños y niñas se han involucrado para poder revivir un deporte donde la edad no es barrera

Ciudad de México

Las ligas pequeñas de béisbol en México se han mantenido no por la ayuda de la FEMEBE (Federación Mexicana de Béisbol), sino por su esfuerzo y ganas que han hecho algunas de ellas, como la Petrolera, para que se mantengan de pie.

La Liga Petrolera de Béisbol se ha caracterizado por aceptar a niños de todas las edades, desde 3 a 21 años; cada uno se integra a la división que le corresponde dependiendo de la edad que tienen. Muchos de ellos han llegado desde los 5 años y, actualmente, son parte de un equipo que pelea por ser el representativo de México para participar en la Pequeña Serie Mundial.

"Mi hijo empezó a los 5 años, ahorita está en la categoría 13-15 años, yo soy coach del equipo", dijo Edgar Nava, integrante de la dirección de la Liga Petrolera.

Al igual que él, otros papás son quienes desde el banquillo dirigen a sus hijos o en algunos torneos son rivales en el campo. Para Edgar cada partido es significativo para él y su hijo. "Los juegos finales se vuelven mucho más emocionantes y apasionados, nosotros vivimos los mejores juegos béisbol", comentó.

Cada entrenamiento y juego se han convertido en la parte más importante de los niños que, sin importar no tener fin de semana como cualquiera de su edad, les da no sólo un acercamiento más con los otros, sino que el bate, la pelota y el guante los va educando para ser mejores personas y, sobre todo, a entender que cualquier carrera, lanzamiento o atrapada es vital para el equipo.

"Desde que nos levantamos, en el caso de que juegan el fin de semana a las 8 de la mañana, ellos saben que, parte de su responsabilidad de estar aquí, es estar a tiempo ya que comprometen a varios niños, porque tienen que llegar antes de que empiece el juego ya que tienen que calentar; en el caso de mi hijo es su responsabilidad de llegar temprano, ya que sí llega tarde compromete a otros ocho niños más", señaló Jorge, coordinador deportivo.

Los niños dentro de sus respectivos campos, comparten una amistad, la cual les ha llevado a alcanzar títulos y, sobre todo, conocer que el deporte es parte fundamental para el crecimiento. Dentro de la Liga Petrolera de Béisbol han encontrado amigos que se llevan para toda la vida, pero que también gracias a los torneos que son invitados en distintos estados de la república y fuera del país le ha dado la oportunidad de conocer a personas con los que comparten los mismos gustos.

Un juego que involucra emociones para propios y extraños que ven cada partido y que el espectador se puede dar cuenta que en el béisbol no hay edades; cada niño que pertenece a la Liga Petrolera tiene diferentes capacidades, que al unirla se genera un ambiente sano y, sobre todo, una forma de convivencia.