Un infierno para todos

Diablos Rojos basó su éxito este año al ser casi imbatible en casa, donde solo perdió 13 veces en 54 partidos, ayer practicó de cara a los playoffs

Los Diablos Rojos han tenido una muy buena temporada en el Fray Nano
Los Diablos Rojos han tenido una muy buena temporada en el Fray Nano (Tomada de Twitter de @DiablosRojosMX)

CIUDAD DE MÉXICO

La última vez que Miguel Ojeda estuvo con su equipo dentro de un diamante fue el viernes en Tijuana, donde vencieron a los Toros para cerrar la temporada regular con un triunfo.

Ayer volvió a tenerlos juntos en el campo, fue la primera práctica de los Diablos Rojos de cara a los playoffs, unos Diablos campeones que terminaron como el mejor conjunto del calendario y que empiezan una nueva etapa.

"Quiero volver a felicitarlos por lo que lograron, por terminar de líderes", así comenzó Ojeda su plática con el equipo cuando se reunieron en el jardín izquierdo previo a la práctica en el Fray Nano.

"Pero lo que se hizo ahora no cuenta. La gente no se acuerda de los récords con los que acaba un equipo, no se acuerda de quién terminó de líder, la gente se acuerda de quién terminó como campeón al final de la temporada".

El conjunto capitalino arrancó ayer la segunda etapa de su plan del 2015 tras entrenar como el líder del Norte y el campeón defensor que es, luego de haber cumplido su primera meta al calificar como el mejor conjunto de la LMB con su 73-39.

A Ojeda lo escuchaban Japhet Amador, líder de jonrones y producidas de la LMB, Iván Terrazas, mejor bat del equipo con .351, Ramón Urías quien fue el que más hits bateó y el que más carreras anotó del club con 140 y 91, respectivamente.

Sin conocer a su rival para la primera serie (ya que entrenaron a la 1 de la tarde), el equipo practicó en el Fray Nano. Sabiéndose el mejor conjunto como local, el equipo practicó en el Fray Nano.

Con un etiqueta muy diferente a lo que se les puso el año anterior, el equipo practicó en el Fray Nano, donde fueron casi imbatibles y donde sus bats explotaron y sus brazos se hicieron sentir.

“El equipo ya está enfocado para los playoffs. Aunque todavía no conocemos al rival hemos cambiado el chip para lo que viene”, comentó Iván Terrazas, capitán de los Diablos.

“Es más difícil enfrentar estos playoffs cuando todas las expectativas están con nosotros se hace más complicado. Siempre que uno viene a defender un campeón es el que tiene los ojos encima y nos estamos preparando para reafirmar eso que hicimos y hacerlo de forma digna”.

Los colorados ganaron 41 de los 54 juegos que disputaron en casa, solo perdieron 13, uno menos que la campaña anterior, cuando todavía jugaban en el Foro Sol.

El hacer de su parque de pelota un lugar imposible de transitar para los demás hace al campeón defensor el rival a vencer a partir de ahora. “Lo que se ha hecho de abril hasta el viernes ya es punto y aparte. Lo que viene es lo importante para nosotros es lo que sigue. Si nosotros no llegamos a la final sería un fracaso, estamos obligados a tener un buen cierre, a tener una buena postemporada. Sabemos que mucho puede suceder a partir de ahora, aunque hayamos sido el mejor equipo en casa”, continuó Iván.

Los equipos que los doblegaron en el Fray Nano fueron: Monterrey (dos juegos), Tabasco (dos), Tijuana (un juego), Puebla (uno), Oaxaca (uno), Laguna (uno), Quintana Roo (uno), Yucatán (uno), Veracruz (uno), Monclova (uno) y Aguascalientes (uno).

Ellos no pudieron contra un equipo que bateó para .353, con 431 carreras anotadas en 55 juegos, un promedio de 7.8 anotaciones, números muy complicados de controlar y superar por los rivales.

En contra parte, su pitcheo tuvo un PCL de 4.29, cuando permitió 259 rayitas de los rivales (172 menos que las que anotaron).

“Este equipo está diseñado para jugar en la Ciudad de México en este parque. Tenemos una ofensiva muy buena, un line up poderoso. Hemos logrado acostumbrarnos al nuevo parque y hemos sacado provecho de eso. Estábamos habituados al Foro y aquí las cosas cambiaron para nosotros, es similar, pero sí tuvimos que modificar nuestro tipo de juego. El pitcheo también ha logrado aprovechar las cosas que te da el Fray Nano y cumplieron”, sentenció Terrazas.

Con esas credenciales Diablos inicia la defensa de su título en casa esperando a los Toros de Tijuana, quienes buscarán pegarles donde más les duele, en el parque Fray Nano, sitio donde el que quiera ser campeón LMB deberá de arrancarles triunfos, porque no hay otra forma de ganarles una serie si no los vencen ahí.