A pintar de rojo la ciudad

Mientras los peloteros están en plena pretemporada, la oficina de los Diablos Rojos busca recuperar las oportunidades y el tiempo perdido para ser un ícono de la Ciudad de México  

Cyle Hankerd fue uno de los bats más encedidos la temporada anterior y volverá a jugar este año con los pingos
Cyle Hankerd fue uno de los bats más encedidos la temporada anterior y volverá a jugar este año con los pingos (Cortesía Diablos Rojos )

CIUDAD DE MÉXICO

Lo que en el terreno de juego se mide con triunfos, apariciones en playoffs y títulos, fuera del diamante se tiene con presencia, apoyo y reconocimiento.

En el primer punto los Diablos Rojos del México han cumplido, pero en el segundo han sido ponchados y es ahí donde tienen puesta la mira.

A la par de la preparación del equipo rumbo a la temporada 2016 de la Liga Mexicana, la renovada oficina de la organización colorada trabaja para salir del anonimato en el que parecen vivir en la capital para hacer sentir que son el equipo de la Ciudad de México. 

“Creo que en la parte fuera de lo que sucede en el campo nos hemos quedado atrás de lo que se ha hecho en el terreno de juego y en lo que han hecho otras organizaciones de la Liga. Nuestra misión es ser líderes en todas las áreas, lo deportivo, en el espectáculo, en lo administrativo. Lo que buscamos es sumar esfuerzos para que la Ciudad de México se sienta y se vea que es la casa de los Diablos”, explicó Othón Díaz, gerente general del conjunto rojo.

El club escarlata se ha desmarcado deportivamente del resto de los escuadrones al tener 33 temporadas consecutivas calificando a playoffs, con 16 títulos en sus vitrinas, pero a pesar del éxito deportivo, no son un referente en la ciudad para los capitalinos.

“Un reto es que la gente de la ciudad que no es de beisbol nos conozca. La gente no habla o habla poco del beisbol porque no lo conoce y no es porque haya tenido una mala experiencia”, continuó Díaz.

“Es una realidad que el beisbol tiene que ser fortalecido en la Ciudad de México y para esto estamos trabajando con las Ligas de la ciudad para hacer equipo, porque es trabajo de todos poderlo hacer”.

Díaz llegó al conjunto capitalino a principios de enero y con su experiencia académica (maestro en Administración de Organizaciones por la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM y doctor en Alta Dirección por el Centro de Posgrados del Estado de México) y profesional (subdirector General de Calidad para el Deporte en la Conade, donde también se desempeñó como director de Mercadotecnia), trabaja en conseguir esquemas que cambien la realidad del equipo hacia afuera del mismo y que lo lleve a posicionarse como una opción de entretenimiento atractiva, cómoda e innovadora.

“Un problema que tenemos es que nuestra afición es mayor de 30 años, tenemos un vacío detrás de esa edad, y estamos buscando acercarnos a esos grupos a través de las redes sociales, buscando que el beisbol se vea como una opción de entretenimiento, y es ahí donde debemos fortalecer nuestros esfuerzos de hacerlo más atractivo porque la gente quiere encontrar más cosas en un solo lugar. Queremos que Diablos esté más presente entre los jóvenes y queremos también que ellos puedan explotar sus habilidades a través de nosotros”, manifestó Othón.

“Un problema de lo que sucede con el beisbol es la falta de ídolos. Muchas veces lo que se conoce es el número del jugador o el apellido y no la cara, y debemos trabajar mucho en esa parte, y buscamos crear gente que sea conocida con ese sentido de identidad que te da conocerlos”, sentenció el directivo. 


Objetivos 2016 

ABONOS

El conjunto ha puesto a la venta abonos con un esquema distinto: para toda la temporada, para los juegos de fin de semana, para media semana (martes, miércoles o jueves) y mixtos (martes y viernes, miércoles y domingo o jueves y sábado).

“Presentamos abonos que se adapten a las necesidades y costumbres de la gente. Esto ofrece la oportunidad de ir al estadio a un menor costo, porque creemos que es muy importante la parte de la promoción”, profundizó Díaz. Los precios van desde 960 pesos (abono martes y viernes en butaca), hasta siete mil 310 (toda la temporada en platea).

SOCIO DIABLOS

Entre las novedades que presentarán está la tarjeta Socio Diablos. Con esto se puede participar en diversas actividades con el equipo y obtener los descuentos que ofrece la tarjeta TDU.

“Tenemos que generar más identidad y lealtad con los aficionados y por ello hicimos una alianza con una empresa que tiene una tarjeta de descuentos porque buscamos que al hacerse socios obtengan bene- ficios, darles cosas opcionales y atractivas. Con esta tarjeta hay beneficios exclusivos que manejamos con el equipo, como preventa para duelos de mayor interés como frente a Tigres o en el duelo inaugural, habrá sorteos”, comentó Othón. 

LAS REDES SOCIALES

La directiva reconoce que entre las personas de la capital menores de 30 años es casi nula la afición hacia el beisbol y los Diablos, por ello tiene un plan que va enfocado a llegarle a ese público para darle a conocer este deporte y buscar que se hagan fans.

“Estamos enfocando esfuerzos al uso y explotación de las redes sociales. Hemos lanzado concursos donde buscamos involucrar a los jóvenes. La intención es que no solo nos den like, sino que sean seguidores”, explicó el directivo. El equipo cuenta con 50 mil seguidores en Twitter y 198 mil likes en Facebook.

SEGURIDAD

Al mudarse al Fray Nano se cambió la seguridad y se facilitó estacionarse dentro del autódromo Hermanos Rodrí- guez, debido a la inseguridad que existe en la colonia Jardín Balbuena. Este tema provocó mal sabor de boca a varios aficionados y también muchos limitarán o terminarán con sus visitas al estadio.

“Estamos teniendo más acercamiento con las autoridades para pedir su ayuda con más presencia policiaca y que podamos tener mayor iluminación en la zona. De igual manera, planeamos que el personal de seguridad que tenemos en el estadio salga cuando acaba el juego y cuide desde algunos puntos a los fans”, declaró Díaz.

A LA ESCUELA

Para fomentar el gusto por el beisbol y por los Diablos, se trabajará en escuelas primarias para enseñar este deporte motivando su práctica, dando las herramientas para conocerlo dentro de las mismas escuelas para después motivarlos a tener una preparación más profunda en las Ligas Infantiles.

“Hay muchos retos en el cambio de percepción que queremos lograr en la población de la ciudad. Hay un proyecto para trabajar en las primarias cercanas a las Ligas para que las conozcan y tengan un programa para practicar beisbol. Estos esfuerzos los tenemos pensados para el próximo ciclo escolar”, precisó el directivo.