Leones aseguró la serie ante Diablos Rojos

Un ataque de tres carreras, en la octava entrada, dio la victoria a las fieras en el Kukulcán

Diablos cayó en el Kukulkán
Diablos cayó en el Kukulkán (Cortesía )

Mérida, Yucatán

Rally de tres carreras en la octava entrada rompió el duelo de pitcheo; dio triunfo 4-1 y la serie a los Leones de Yucatán ante los Diablos Rojos del México en el Parque Kukulcán.

El segundo juego fue un aguerrido choque de serpentinas entre Diablos y Leones, que terminó a favor de los yucatecos, quienes pisaron tres veces el plato en la parte final, para obtener el triunfo y, de paso, asegurar la serie.

La segunda entrada fue productiva para ambas escuadras, ya que los capitalinos timbraron la carrera de la quiniela con cuadrangular de Japhet Amador, y los melenudos respondieron en la parte baja de la misma forma, al venir descomunal vuelacercas de Roberto Saucedo para llegar a 316 en su carrera, colocándose a uno de igualar a Ronnie Camacho en la séptima posición de todos los tiempos.

A partir de ese momento, los abridores y relevistas se enfrascaron en un auténtico duelo monticular, colgando argolla tras argolla en los siguientes seis episodios, hasta que los Leones se enfilaron al triunfo, fabricando tres rayitas en el octavo capítulo.

El ataque decisivo de las fieras inició con imparable de Luis Fonseca, quien envió al pentágono a Iván Araujo con la carrera de la diferencia; luego llegó un lanzamiento descontrolado de Oswaldo Martínez, al momento de darle la base intencional a Fernando Valenzuela, que le permitió a Francisco Lugo lanzarse a la conquista del plato.

Más tarde, sencillo de Carlos "Chapis" Valencia produjo la cuarta rayita para ponerle punto final a la pizarra.

Los abridores David Reyes y Jesús Aurelio Rodríguez lanzaron en gran forma, pero al final se fueron sin decisión, siendo la victoria para Esteban Hernández, contando con el primer salvamento de Ricardo Gómez, quien retiró en orden la novena entrada, mientras que la derrota se le cargó a Rodolfo Aguilar.