Inédita joya de pitcheo

Jeff Bennett, de Broncos de Reynosa, es el primer abridor en lanzar toda la ruta esta campaña; un logro que ha disminuido en las últimas temporadas

Jeff Bennet
Jeff Bennet (Broncos de Reynosa)

Ciudad de México

Solo el 3.1 por ciento de los encuentros de la temporada anterior vieron al pitcher abridor recorrer todo el camino, pero de esos juegos completos solamente el 0.79 por ciento fueron con blanqueada de por medio, un ente sumamente inaudito, pero que en este 2014 ya se presentó en la labor del derecho Jeff Bennett, quien con los Broncos de Reynosa pintó de blanco a los Saraperos de Saltillo.

Bennett trabajó las nueve tandas el domingo permitiendo solamente cuatro imparables a los Saraperos, regalando dos pasaportes y abanicando a seis rivales, pero el punto más importante, el casillero de carreras en el box score marcando un cero, logrando así una joya de pitcheo que aparece a cuentagotas.

Con los primeros 88 encuentros de este 2014 ya cayó el primer juego completo con blanqueada y solo faltarían seis para empatar la marca que se dio en la temporada anterior. Esa cifra arroja que solo el 0.79 de los 886 que se realizaron en los diamantes del circuito de verano de ese año contaran con esa dualidad. Desde 2009 a la fecha el número de completos sin admitir anotación ha caído de 17 a solo siete el año pasado.

Pero eso no es todo. Bennett busca ahora incluir su nombre en el grupo de siete pitchers que en las últimas cinco temporadas han lanzado más de un juego completo con blanqueada en la misma campaña, teniendo a Paul Oseguera (que curiosamente también jugó con los Broncos) como el rey con cuatro joyas en el 2013.

EL CAMPEÓN DE LÍDER

Al transcurrir 11 encuentros para cada equipo, el bat del campeón bateador de la campaña anterior no ha perdido su poder. Luis Mauricio Suárez, de los Pericos de Puebla, encabeza a la Liga Mexicana en promedio de bateo con su .487, gracias a que en 39 turnos al bat ha conectado 19 imparables. De esos, seis son dobles y un triple.

A la par del inicio de Suárez, hay dos bateadores que también están embalados: Gilberto Mejía (Ciudad del Carmen) y Olmo Rosario (Tabasco). El tolete de este par no ha podido ser dominado en lo que va de la campaña y suman 11 juegos al hilo dando al menos un imparable.