El nuevo Jefe Diablo

José Luis 'Borrego' Sandoval tomará el timón de los Diablos Rojos en la temporada 2016 de la LMB, su misión será mantener a un equipo joven exitoso

Ciudad de México

Estuvo 22 temporadas defendiendo la camisola de los Diablos Rojos del México dentro del diamante y ahora le tocará defender la misma causa pero siendo el cerebro que maneje al conjunto.

Con la salida de Miguel Ojeda, la directiva de la novena decidió mantener su apuesta de que las riendas del conjunto las lleve un miembro hecho en el club, y así anunció que José Luis Borrego Sandoval será el manager de los capitalinos para la campaña 2016,

"Es un gran compromiso, una gran responsabilidad, porque es un equipo de mucha tradición que sabe jugar bien y siempre sale a ganar, tenemos que seguir con ese emblema", dijo Sandoval. "Miguel Ojeda hizo un gran trabajo en los tres años que estuvo, creó una gran armonía y creo que podemos seguir con ese buen ambiente y tener el ciento por ciento de cada muchacho para tener una buena temporada y, por qué no, un campeonato", señala.

Sandoval se retiró en el 2012 luego de haber jugado 22 campañas con el conjunto escarlata, y su siguiente paso fue formar parte del staff de coacheo, para después hacerse cargo del equipo sucursal. Actualmente desempeña esta labor en la Liga Invernal Mexicana.

"La directiva decidió que yo maneje a Diablos en verano y estoy muy emocionado por esta oportunidad", comenta el ex shortstop. "Vamos a seguir preparándonos para este invierno para llegar con más cimientos al verano. Agradezco esa confianza, esta distinción por parte de la directiva de Diablos Rojos. Estoy muy emocionado con esta oportunidad para demostrar lo que es capaz de hacer el Borrego Sandoval", agrega.

Cinco veces campeón con los pingos, el piloto es consciente de la asignatura que tiene por cumplir; su antecesor, Miguel Ojeda, llevó al club al campeonato de la LMB en la temporada 2014 y en el pasado verano hizo al equipo líder del circuito, tras cerrar el calendario regular con marca de 73-39.

A lo largo de 22 años con la camisola del club capitalino, en 23 años como jugador activo en la LMB, jugó a las órdenes de managers como Benjamín Cananea Reyes, Tim Johnson, Bernie Tatis y Marco Antonio Vázquez; de todos ellos, Sandoval conoció principios que hoy aplica con sus jugadores y que espera le den los mejores resultados en el verano próximo.

"Tuve grandes personajes a mi lado al principio y al final de mi carrera como jugador. Entre los mejores managers que tuve están Cananea y Johnson. Ellos se distinguieron siempre por dejar jugar a los muchachos, por dejarles hacer lo que saben y darles la confianza para que tengan el carácter de salir al terreno a darlo todo, lo demás, ellos lo saben hacer muy bien. No hay más que confiar en que ellos saben hacer bien el trabajo y eso te hace disfrutar el juego", señala.

Sandoval arrancó la campaña dirigiendo en la Liga Invernal Mexicana y recibió el llamado de los Narajeros de Hermosillo para dirigir en la Liga del Pacífico, pero tras ser cortado la semana anterior regresó al club capitalino. En su lugar se quedó Víctor Flamingo Bojórquez.

"Mi compadre sabe mucho de pelota y me da gusto que haya tenido esta experiencia con los muchachos. Se los dejé en primer lugar del standing y así me los devuelve, es un compromiso muy grande para lo que resta de la temporada. Somos compañeros y muy buenos amigos, está visto que mi compadre también sabe hacer muy bien las cosas", recalca.

Luego de perder la serie de fin de semana disputada en el Estadio Fray Nano ante Petroleros de Salamanca y antes de iniciar la visita a Toros de Moroleón en el Estadio Municipal, Diablos Rojos se mantiene como líder del standing. Sandoval comparte la filosofía a seguir para mantener el ritmo del equipo en la segunda parte de la campaña.

"Siempre hablo con los jugadores y les transmito esa confianza de salir al terreno a dar lo mejor en cada partido. Ellos tienen grandes cualidades para ejecutar cualquier tipo de jugada y a mí me gusta el beisbol agresivo, rápido, así es como lo vamos a hacer, creo que no vamos a tener ningún problema para mantenernos ahí", finaliza.