Jorge Cantú, por la revancha

El toletero terminó su preparación en Estados Unidos para reportarse a la pretemporada de Tigres, la próxima semana, en camino a volver a la LMB

Jorge Cantú
Jorge Cantú (Liga Mexicana de Beisbol )

CIUDAD DE MÉXICO

Eran 31 jonrones y 71 carreras producidas las que llevaba Jorge Cantú hasta el 6 de julio de 2013, cuando se golpeó con un batazo de foul, se fracturó la tibia y se perdió el resto de esa temporada.

Los Tigres de Quintana Roo llegaron a la final de la Liga Mexicana y fueron campeones, teniendo a Cantú apoyando al equipo desde la tribuna.

El 26 de enero pasado, el equipo felino confirmó que Cantú era su refuerzo para 2015, volviendo al circuito de verano después de jugar un año en la Liga Coreana de Beisbol (Korean Baseball Organization).

"Estoy muy emocionado porque tengo mucho que darle al beisbol mexicano", dijo Jorge vía telefónica desde Houston.

"Me queda mucho juego todavía, tengo toda esa adrenalina por jugar, esa pasión por jugar y Tigres me da la oportunidad de volver".

Tras haber jugado con los Osos de Doosan, el tamaulipeco tuvo una oferta para regresar a la pelota asiática pero no resultó atractiva, a la par, algunas escuadras de Grandes Ligas se acercaron a él aunque no mantuvieron su interés.

De esa forma, Cantú decidió aceptar la propuesta de los Tigres. Ante eso, y tras descansar en los dos últimos meses de 2014, viajó a Houston el 16 de enero para entrenar en una academia especializada en deportistas profesionales, y ayer terminó su trabajo.

"(La de 2014) ha sido la temporada más larga que he jugado en mi carrera, empecé en enero y terminé hasta octubre, y por eso cuando regresé a México me dediqué a descansar en los últimos meses", explicó el toletero.

"He trabajado mucho acá, este tipo de entrenamiento es de fuerza y resistencia en la parte alta del cuerpo (torso) para generar más fuerza y velocidad en la cintura, para tener un bat rápido".

Con la preparación que tuvo en Texas, Cantú volverá a México el fin de semana para alistarse para la pretemporada de Tigres en Tucson, Arizona, a donde viajará el lunes.

"Estoy más puesto que un calcetín para volver a jugar en México. Por eso vine a Houston, para prepararme físicamente y estar en mi mejor nivel. En el tema de beisbol también estuve trabajando, agarré rolas, bateé, ya me verán en los entrenamientos a partir de la próxima semana", acotó.

Cantú enfrenta este reto de una forma distinta a lo que tuvo en 2013, cuando jugaba por primera vez en la liga de verano luego de ocho años en Grandes Ligas.

Al no tener experiencia previa, tuvo diicultades para tomar su ritmo al inicio de la campaña, aunque alcanzó su nivel para ser el cuarto bat de los Tigres el día en que se lesionó en el Foro Sol ante los Diablos.

"Ya en mi cabeza tengo claro lo que pasé en los primeros meses de ese año. Sé a lo que me voy a estar enfrentando, la clase de pitcheos que me van a lanzar, son varias cositas que tengo grabadas", ahondó.

Aunque los Tigres resintieron la ausencia del Bronco ese año, avanzó a postemporada, venció a Oaxaca, a Veracruz y a Monterrey para agenciarse su título 11.

"Hay que buscar ese campeonato otra vez, ya que me quedé con la espinita esa temporada porque la lesión me dejó fuera al final. Estaba teniendo una gran campaña y todo se cortó, pero uno aprende y eso me motiva", sentenció quien espera jugar como primera base o designado del equipo.