Jaime García, sufriendo la ausencia

Una lesión provocó que el mexicano no solo se perdiera más de la mitad de la temporada regular, sino que no pudiera tomar parte de la Serie Mundial

Jaime García
Jaime García (Foto: Especial)

BOSTON

Dentro de lo malo, lo bueno. El mes de octubre está por terminar y la molestia de no poder lanzar en su segunda Serie Mundial podría ser la que dominara su pensamiento, pero el mexicano Jaime García prefiere ver el otro lado de la moneda, ya que está más adelantado de lo que se esperaba en su proceso de rehabilitación del hombro izquierdo, y así podrá lanzar de nuevo en el 2014.

Tras compilar una marca de 5-2 en nueve aperturas, el zurdo sufrió un desgarre en el hombro izquierdo que lo llevó a la lista de lesionados y luego a una operación en mayo. El diagnóstico era que hasta principios del año siguiente podría estar lanzando, algo que se adelantó y por mucho tiempo.

"Todo va en un buen proceso, de hecho, voy algo adelante. Ahorita estoy tirando bullpen, ya llevo así como mes y medio, incluso ya he tirado juegos simulados contra algunos bateadores y me he sentido muy bien. Ya no tengo ningún dolor, ningún problema en el brazo, solo los dolores normales musculares luego de trabajar, pero voy por buen camino", confesó Jaime, previo al primer choque del Clásico de Otoño.

El tamaulipeco participó con los Cardenales en la Serie Mundial del 2011, este año vuelve a estar uniformado para este evento, pero en lugar de llevar su rutina normal para lanzar, está en la práctica de bateo soltando el brazo como parte de su rehabilitación.

"Esta es mi segunda Serie Mundial y eso me tiene muy contento, lamentablemente no puedo estar jugando, pitcheando que es lo que me gusta. Todo salió bien con mi brazo después de la lesión, y eso me tiene muy motivado", expresó.

¿Cómo vives esta experiencia ahora, no sufres mucho al no poder jugar?

"No pudo estar dentro del campo haciendo mi trabajo, pero puedo apoyar desde la banca tratando de animar a mis compañeros y ayudando con algunos consejos a los jugadores más jóvenes. Aún así, estoy muy contento de poder estar aquí, representando a los Cardenales".

¿Cómo has vivido este año?

"Me preparé muy bien en las vacaciones para llegar fuerte al Spring Training, para tratar de dar lo mejor de mí y solo pude durar hasta donde el brazo me dejó, ya no pude más en cierto momento. Las cosas pasan por algo. La rehabilitación ha salido muy bien luego de la operación, y ahora me estoy preparando para estar listo para el año que viene".

¿Piensas tirar en invierno para seguir con tu rehabilitación?

"No está en mis planes eso, no lo he platicado todavía con el gerente del equipo pero el plan es continuar con mi rehabilitación aquí y descansar el brazo por unas semanas, para estar totalmente listo el año que viene".

¿Qué te ha enseñado esta lesión?

"Las lesiones en mi carrera han sido momentos difíciles pero me han ayudado a madurar como jugador. Aprendí mucho al estar fuera del campo sin poder jugar, y a la vez, sirve ese tiempo para mejorar algunas cositas en el repertorio o en la mecánica. Ha sido un año importante para mí en muchos sentidos, porque he crecido bastante como persona también".

¿Cómo están los Cardenales ahora que están de regreso en una Serie Mundial?

"El equipo está muy motivado luego de haber ganado una serie tan dura como lo fue la de Dodgers. Tenemos una combinación muy buena de jugadores jóvenes y veteranos que nos hacen muy sólidos. Los jóvenes, como lo han visto, tienen mucho potencial, mucho talento, y esa es una de las claves por las que estamos aquí, porque todos queremos ayudarnos de la forma que sea. Nos queda claro que hay una gran química. Sabemos que va a ser una serie muy apretada contra Boston, que es un equipo muy sólido en todas sus áreas, pero estamos confiados en que se nos van a dar las cosas".

¿Cuál es tu pronóstico en la serie?

"Que vamos a ganar nosotros, sabemos que va a ser difícil pero esperamos que nos vaya bien aquí en Boston para poder liquidar la serie en nuestra casa".