Jaime García, con un buen primer paso

El abridor Jaime García habló de su regreso a un juego tras lesionarse y no jugar desde junio del año pasado.


Jaime García, abridor de los Cardenales
Jaime García, abridor de los Cardenales (AP)

Ciudad de México

Volvió y con buenas cuentas. Tuvieron que pasar 261 días para que el mexicano Jaime García subiera a la loma, cuando el sábado enfrentó a los Nacionales de Washington, equipo al que le lanzó 1.1 entradas en las que acumuló 44 pitcheos.

 “Cada vez que te subes al montículo, sea en un juego de Entrenamientos de Primavera o de temporada regular, siempre hay mucho entusiasmo y siempre corre la adrenalina”, expresó García tras su salida.

“Y después de lo que pasé, fue muy importante. Siempre hay mucho entusiasmo pero me sentí bien. Pude controlar mis emociones para superar mi primera apertura. Ahora debo prepararme para la próxima”.

El 20 de junio del 2014 enfrentó a los Filis de Filadelia, cargando con la derrota al permitir siete imparables y cuatro carreras en cinco episodios.

Días después fue enviado a la lista de incapacitados y luego tuvo que darle in a su temporada antes de tiempo al descubrirse que debía ser operado para solucionar un problema en el hombro.

Cómo regresaría de la cirugía era la interrogante que el zurdo enfrentaba en estos Entrenamientos de Primavera. García borró cualquier duda en su presentación de la Liga de la Toronja contra los Nacionales.

Aunque tuvo algunas asperezas por pulir -tiró apenas 20 strikes, otorgó un pasaporte, cayó en una cuenta de tres bolas contra los últimos tres bateadores que enfrentó y tuvo problemas con el comando de su recta- pero lo que sobresalió fue que pudo de nuevo lanzar.

Aunque su brazo se siente bien, García está consciente de que tiene mucho por demostrar en el próximo mes. Los Cardenales no sólo buscan estar seguros de su durabilidad, sino que también quieren saber si García todavía puede controlar el movimiento de sus lanzamientos -sus mejores armas cuando todo eso funciona-. “Se me escapó un poco”, dijo García acerca de su control. “El movimiento fue más de la cuenta.

Es cuestión de poder controlar todo eso. Debo mejorar todo eso en la siguiente salida”. Las lesiones limitaron a García a 16 aperturas en las últimas dos campañas, algo que obligó a San Luis a tener bajas expectativas en estos entrenamientos.

 Pero su desempeño en esta pretemporada lo podría tener como candidato para un puesto en la rotación. “Obviamente, no tuvo el comando de su recta. Debemos corregir eso”, señaló el dirigente Mike Matheny sobre la apertura de García.

“Pero luce increíble cuando encuentra el plato, vimos un swing en blanco en un sinker que pocas veces he visto”