De El Vergel, Durango para las Grandes Ligas

Manuel "Manny" Bañuelos debutó con los Bravos de Atlanta, el pasado jueves por la noche, donde ganó su equipo 2-1 a Nacionales de Washington.

Manuel "Manny" Bañuelos, jugador de los Bravos de Atlanta.
Manuel "Manny" Bañuelos, jugador de los Bravos de Atlanta. (yankees.lhblogs.com)

Torreón, Coahuila

El sueño de todo pelotero mexicano es llegar a Grandes Ligas. Ese anhelo por estar en el mejor beisbol del mundo se cumplió para Manuel "Manny" Bañuelos el pasado jueves por la noche. El oriundo de El Vergel, Durango, municipio de Gómez Palacio, exhibió recursos en su apertura con los Bravos de Atlanta, encuentro el cual ganó su equipo 2-1 a Nacionales de Washington.

"Manny", como se hace llamar, nació el 13 de marzo de 1991 en la comunidad de El Vergel, en Gómez Palacio, Durango, población que seguramente debe sentirse orgullosa de tener un personaje de esta índole.

El pasado jueves, "Manny" estuvo en la lomita de las responsabilidades del Turner Field, durante cinco entradas y dos tercios, en los que apenas recibió 2 hits, no otorgó bases y ponchó a 7 enemigos.

En esa labor, el lagunero hizo 75 lanzamientos, de los cuales 48 fueron strikes y 27 bolas, saliendo del partido dejándolo ganado 1-0. Salió por calambres y deshidratación, según el reporte de los Bravos.

En su primera apertura, enfrentó en la loma de las responsabilidades a Max Scherzer, uno de los mejores lanzadores de la MLB.

Los orígenes de Bañuelos son en El Vergel, donde creció en una familia amante al Rey de los Deportes. Su primer instructor en la práctica de la pelota fue el conocido Carlos "Calili" Lozano, quien hoy en día sigue trabajando entrenando peloteritos  en la Academia de Beisbol Orioles de Gómez Palacio.

Fue detectado por el scout lagunero Francisco "Chino Galindo (QEPD), quien trabajaba para los Sultanes de Monterrey, pero poco duró con los regios, pues el equipo más emblemático de los Estados Unidos, los Yankees de Nueva York, le vieron potencial y se lo llevaron a sus sucursales, donde de a poco se volvió un gran prospecto.

No obstante, no le daban la oportunidad de debutar. Es cambiado a Atlanta, donde continuó en sucursales, donde destacó en 15 juegos iniciados, manejando una efectividad de 2.29 en carreras limpias admitidas. Eso llamó la atención del primer equipo que decidió ascenderlo y ponerlo en la rotación de abridores.

En su primera apertura, enfrentó en la loma de las responsabilidades a Max Scherzer, uno de los mejores lanzadores de la MLB.

El sueño de "Manny" apenas inició y sin duda, tras dejar buen sabor de boca, se ganará más aperturas. "Manny" aún no ha ganado nada, pero sí el mérito y la paciencia de haber recorrido un largo camino hasta su debut en Grandes Ligas, donde se espera, tenga destacadas actuaciones y por ende, ponga en alto el nombre de La Laguna.