A cuidarse de los errores

En los playoffs perder o ganar un juego no solo se puede definir bateando o desde el centro del diamante, sino con un buen o mal juego a la defensiva

Uno de los errores de los playoffs de la Grandes Ligas en el 2015
Uno de los errores de los playoffs de la Grandes Ligas en el 2015 (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO


Los erro

Séptima entrada, Toronto gana 3-0 a Kansas City y David Price solo ha admitido un hit. Ben Zobrist abre la tanda con un elevado corto al derecho que picó tras la confusión entre el jardinero y el segunda base, ya que nadie fue por el batazo. Aunque no fue marcado como error, esa jugada que iba a ser un out fácil se convirtió en el hit que fue el principio de un ataque que terminó en cinco carreras, con el posterior triunfo de los Reales de Kansas City.

 

En la primera entrada, con hombre en primera sin out, David Wright pegó sencillo productor de una que puso el juego 1-0 frente al as de los Cachorros. Jake Arrieta cometió el error de dejarle un pitcheo cómodo a Wright y lo pagó caro. En esa entrada les anotaron tres veces.

 

Hay errores que no se marcan en la pizarra que son muy costosos y hay pecados que sí van a las estadísticas y que también hacen la diferencia. De ambos casos se deben de cuidar los cuatro equipos que están jugando las Series de Campeonato.

  

Una pifia puede resultar inofensiva pero puede llenar la casa sin out o abrirle la puerta a un rally. En los playoffs el margen para equivocarse disminuye y las equivocaciones pueden convertirse en un punto definitivo para ganar o para perder un juego o una serie.

  

En lo que va de los playoffs se han cometido 22 errores en los 25 encuentros, dejando como herencia 16 carreras sucias anotadas.

 

 Cometer errores puede acabar con un triunfo aunque, todo depende de cómo reaccione el equipo. Curiosamente, de los 25 juegos que se han dado en estos playoffs, solo en cuatro el equipo que más pecados ha tenido ha perdido, mientras que en cinco ocasiones el conjunto ganador tuvo más pifias que el rival.

 

Once duelos han terminado con una actuación perfecta y en cinco ambas novenas han cometido la misma cantidad de errores.

 

 No es de extrañar que Texas (ya eliminado) sea el que más pecados acumuló con cinco, con seis anotaciones sucias. Parte de esto se debe a la pesadilla que vivieron en el quinto juego de la Serie Divisional donde cometieron tres pifias consecutivas en la séptima entrada para que se llenara la casa sin out, turnos después, le anotarían cuatro carreras quedando eliminados.

 

  

Detrás de ellos aparecen los Azulejos de Toronto con cinco equivocaciones, mientras Mets los sigue con tres.

  

Kansas City, Toronto, Nueva York y Chicago pelean por el pase al Clásico de Otoño y habiéndose jugado los dos primeros choques de cada Serie de Campeonato, ha habido tres pifias que no se han hecho anotaciones.

  

En la serie de la Liga Americana se han cometido dos errores, uno por escuadra, mientras que en la confrontación de la Nacional solo ha habido un pecado (Mets).

  

Hasta ahora han sido más costosos los errores que no se marcan, ya que los que sí, no han tenido consecuencias.

  

En la temporada regular Dodgers, Miami, Baltimore, San Francisco y Cleveland fueron los más pulcros a la defensiva, mientras que Oakland, Pittsburgh, Texas, Filadelfia y Milwaukee fueron los que más equivocaciones acumularon en sus estadísticas.

res y sus consecuencias

- Rangers de Texas

5 errores / 6 carreras sucias

- Azulejos de Toronto

5 errores / 2 carreras sucias

NY Mets

3 errores / 1 carrera sucia

- Cardenales de San Luis

2 errores / 5 carreras sucias

- Astros de Houston

2 errores / 2 carreras sucias

- Cachorros de Chicago

2 errores / 0 carreras sucias

- Dodgers de Los Angeles

1 error / 0 carreras sucias

- Piratas de Pittsburgh

1 error / 0 carrerassucias

- Reales de Kansas City

1 error/ 0 carreras sucias

- Yanquis de Nueva York

0 errores/ 0 carreras sucias