Gigantes de San Francisco, campeones MLB

En el séptimo juego de la Serie Mundial, Reales de Kansas City cayeron en el Kauffman Stadium, su casa, por 3-2

Kansas City

¿Qué tienen en común los Rangers de Texas, Tigres de Detroit y Reales de Kansas City? A partir de hoy, que los tres fueron vencidos por San Francisco en la Serie Mundial, unos Gigantes que se han convertido en la nueva dinastía en las Grandes Ligas.

La franquicia californiana ha hecho historia al llevarse su tercera corona en cinco temporadas, aunque a diferencia de 2010 y 2012, en esta campaña tuvo que llegar a un séptimo encuentro y ganarlo por apenas una carrera de diferencia. Fue un encuentro para gigantes, donde los gigantes tuvieron que responder.

Aunque se sabía que todos los peloteros estaban disponibles para el encuentro decisivo de la Serie Mundial, los Gigantes pusieron a los jugadores que fueron sus gigantes en la temporada regular y en los playoffs. Y ellos respondieron como gigantes. Esa lista tuvo a Pablo Sandoval, Hunter Pence, Buster Posey, Brandon Crawford con el bat y a la defensiva, y a Madison Bumgarner en el pitcheo.

Madison Bumgarner, Jugador Más Valioso de la Serie Mundial


El encuentro se dividió. En las primeras cuatro entradas hubo bateo y grandes jugadas defensivas. Del quinto inning hasta el out 27, el pitcheo es el que escribió la historia de esta Serie Mundial.

Del primero al cuarto rollo se anotaron las cinco carreras; se dieron nueve hits y se embasaron 14 bateadores. Después de eso, todo se controló desde el centro del diamante, ya que los relevistas de ambas novenas (incluyendo a Bumgarner), solo admitieron cinco hits y no se dieron pasaportes.

San Francisco tomó la ventaja 2-0 en el segundo rollo poniendo la bola en juego. Pablo Sandoval fue golpeado y le siguieron Hunter Pence y Brandon Belt con sencillos para llenar la casa sin outs. Michael Morse y Brandon Crawford tenían la responsabilidad de poner la bola en juego para producir, y así fue; ambos con flyes a los jardines provocaron pisa y corre para el 2-0.

QUINTO 'Clásico de Otoño' que se jugó en siete partidos en los últimos 17 años.


Los Reales siguieron los pasos de los Gigantes. Billy Butler abrió con sencillo y Aaron Gordon pegó doblete al central que produjo el 2-1. Salvador Pérez recibió pelotazo, Mike Moustakas fue dominado, pero Omar Infante también elevó de sacrificio, para que Gordon se encargara del 2-2.

Los bats todavía tenían algo de vida. En el cuarto inning llegó la última anotación del juego, de la Serie Mundial y de la temporada. Sandoval se estacionó en la inicial con infieldhit, llegó a segunda con sencillo de Pence y a tercera con fly de Brandon Belt. Morse volvería a ser productivo con un sencillo para que se escribiera el 3-2.

¿Cómo puedes mantener tan pequeña diferencia en una Serie Mundial? Con la fórmula MB: Madison Bumgarner.

Tim Hudson abrió y solo lanzó por espacio de 1.2 entradas, lo relevó Jeremy Affeldt en la segunda y sacó 2.1 capítulos. Entonces fue cuando el manager Bruce Bochy hizo el movimiento final. Al cerrarse la cuarta tanda con la ventaja de 3-2, decidió que era tiempo de ver a Bumgarner en el centro del diamante.

El espectacular zurdo entonces se dedicó a dar su tercera cátedra de la Serie Mundial. Aunque Omar Infante lo recibió con sencillo y llegó a segunda con toque de Alcides Escobar, pero Madison sacó los dos outs restantes y colgó el cero. Después de eso, retiró a los siguientes 11 bateadores que se atrevieron a pararse en la caja de bateo, hasta que llegó el cierre cardiaco que se merecía este Clásico de Otoño.

Con dos outs llegó Alex Gordo, quien disparó batazo al central; el jardinero quería llevársela de aire, pero al darse cuenta que no podía se detuvo, no logró juzgar bien el bote de la pelota y ésta se fue hasta el fondo. Gordon llegó a tercera para dejar a Salvador Pérez con la oportunidad de empatar el duelo. Después de cinco pitcheos llegó el sexto y definitivo, una recta alta con la que Pérez se fue, elevando a terrenos de Pablo Sandoval, quien en territorio de foul se quedó con el último out del 2014, el out que le dio el tercer título a los Gigantes.

Finalmente, los gigantes de los Gigantes fueron Bumgarner con 5 entradas de trabajo, dos hits permitidos y cuatro ponches, ayudado también por Jeremy Affeldt, quien en 2.1 capítulos no cedió más que un hit. Al bat, Sandoval dio tres hits y anotó dos veces, Pence tuvo dos imparables y una anotada, mientras Michael Morse empujó dos.