Fray Nano, una casa con sabor a beisbol

En duelo de pretemporada, los fanáticos del equipo escarlata supieron lo que es volver a jugar en un parque de beisbol

Se revivió el beisbol en el Fray Nano
Se revivió el beisbol en el Fray Nano (Twitter: @DiablosRojosMX)

Ciudad de México

El aficionado de los Diablos Rojos revivió lo que significaba ver a su equipo en la Ciudad de México en un parque de pelota. Casi 15 años después de que se despidieron del Parque del Seguro Social, la novena escarlata jugó en un estadio hecho para el Rey de los Deportes, y aunque fue un duelo de pretemporada, la experiencia fue extrema.

El parque Fray Nano sufrió un cambio radical en poco más de tres meses. De ser un sitio de una sola tribuna, con techo de lámina donde se realizaban juegos amateurs y semiprofesionales, el lugar ya se instaló como uno de los mejores estadios de la LMB. La inversión de 70 millones de pesos realizada por la directiva de los Diablos, lo transformó en ese pequeño lapso a un estadio de beisbol con butacas nuevas, plateas, palcos, una tribuna paralela a la línea del jardín izquierdo, dugouts, vestidores y torres de iluminación nuevas con una amplia explanada. Y ayer fue el día de prueba.

A pesar de haber algunos inconvenientes como ser un día laboral, no tener estacionamiento propio y tener que dejar el vehículo sobre la avenida y existir la amenaza de lluvia, alrededor de tres mil quinientos fans conocieron la que será la nueva casa del club al menos en los próximos dos años. Diablos tuvo el primero de cuatro juegos de pretemporada en este lugar y ayer se realizó el primer simulacro para conocer su desempeño.

"Es una transformación increíble. Quedó excelente el lugar, nada parecido se tenía en el DF a un parque de beisbol. Aunque está pequeño y se ve que todavía hay cosas por terminar, es un lugar perfecto para el equipo", explicó Juan Carlos Contreras, quien asistió al juego con su sobrino de 12 años.

A pesar de que en el último mes los trabajos de remodelación se realizaban las 24 horas del día, el tamaño de la obra impidió que se haya terminado. Durante el día, antes de que se abrieran las puertas al público, trabajadores seguían laborando en diversos detalles, que no han sido terminado aún, pero que estarán terminados para el 3 de abril, día en que se inaugura la temporada regular en este sitio, cuando los Toros de Tijuana visiten a los Diablos.