Ex ejecutiva demanda a los Mets por discriminación

Leigh Castergine fue insultada y humillada por el hijo del dueño del equipo, esto tras enterarse que se embarazó sin estar casada 

Leigh Castergine ex directora de ventas de boletos de los Mets de Nueva York
Leigh Castergine ex directora de ventas de boletos de los Mets de Nueva York (AP)

Ciudad de México

Una ex directora de ventas de boletos de los Mets de Nueva York demandó al club el miércoles, afirmando que fue despedida el mes pasado luego de ser insultada y humillada por el hijo del dueño, un alto ejecutivo del equipo de quien dice estaba molesto porque ella era madre soltera.

La demanda de Leigh Castergine ante una corte federal de Brooklyn nombra a la empresa Sterling Mets Front Office LLC y Jeffrey Wilpon, director de operaciones del club, como demandados. Busca daños no especificados y pide que se impida que los Mets discriminen en el futuro.

Señala que el equipo reconoció y recompensó a Castergine después de que fue contratada en diciembre de 2010 como vicepresidenta de venta de boletos y servicios, con el objetivo de modernizar la venta de boletos de los Mets hasta que ella se enteró que estaba embarazada en agosto de 2013.

De acuerdo con la demanda, Wilpon "se enfrascó en la idea de que Castergine tendría un hijo sin estar casada. Frecuentemente humillaba a Castergine frente a otros al, entre otras cosas, pretender ver si tenía un anillo de compromiso en su dedo y declarar abiertamente entre los altos ejecutivos del equipo, todos varones, que estaba 'moralmente opuesto' a que Castergine 'tenga este bebé sin estar casada''', afirmó la demanda.

Añadió que nadie, incluido el abogado general del equipo, desafió la afirmación del ejecutivo.

El texto señaló que Wilpon también le dijo a Castergine, graduada de la Universidad de Pennsylvania, que ganaría más dinero y recibiría una mayor bonificación una vez que se casara. Posteriormente, señaló, le dijo que "algo había cambiado" tras el nacimiento de su hijo y que ella ya no era tan "agresiva" como solía ser.

Después de que la mujer se quejó ante el departamento de recursos humanos del club, fue despedida el 26 de agosto, señaló la demanda.

En un comunicado, los Mets sostuvieron: "Hemos recibido y revisado la demanda. Las afirmaciones carecen de sustento. Nuestra organización mantiene políticas firmes contra todas las formas de discriminación".

En la demanda, los abogados de Castergine describieron cómo la mujer, que solía fungir como agente de boletos para los 76ers de Filadelfia con un salario de seis dólares la hora, obtuvo experiencia en puestos más elevados con los Flyers de Filadelfia, el Magic de Orlando y los Bruins de Boston antes de pasar a los Mets.

Los textos judiciales dijeron que introdujo importantes cambios en los precios, nuevas prestaciones y una política flexible de intercambios para los aficionados que tenían boletos para toda la temporada, lo que le granjeó dos aumentos de sueldo de 50.000 dólares, bonos anuales de seis cifras y un ascenso a vicepresidente senior. Una publicación del gremio incluso la describió como "la próxima mujer presidenta en el sector de los deportes".