ENTREVISTA | POR MIGUEL BOADA NÁJERA

Miguel González Beisbolista

El lanzador es uno de los abridores de los Orioles de Baltimore y trabaja para mejorar su desempeño tras el difícil inicio de temporada que vivió

“No ha sido sencillo”

Miguel González, lanzador mexicano
Miguel González, lanzador mexicano (AP)

Ciudad de México

Arrancó su tercera campaña en las Ligas Mayores con dificultades, y tras su séptima apertura ya dio otro paso más en su plan para ser un abridor que cumpla con poner al equipo en la mejor posición para ganar, aunque está comprometido a dar más en el centro del diamante.

"Estoy muy agradecido por las oportunidades que me están dando los Orioles y aunque no empecé como hubiera querido siento que voy mejor en cada salida", explicó Miguel González vía telefónica desde Baltimore.

El jalisciense inició el 2014 con una actuación de siete carreras en 3.1 entradas, sufriendo una derrota al arrancar el calendario. Después de salir sin decisión frente a los Yanquis en su segunda salida, logró el triunfo contra Tampa Bay, aunque caminando solamente cinco innings. Entonces ha sumado dos descalabros y dos salidas sin decisión que lo tienen con marca de 1-3.

"No ha sido fácil este inicio, pero uno tiene que superar las cosas que va pasando y seguir trabajando y mejorando cada que uno sale a la loma. Nadie sabe más que uno lo que está pasando en esos momentos cuando se está en el centro del diamante", explicó. "Tuve una apertura donde solo un pitcheo fue el que cambió el juego y así es el beisbol y eso es lo que uno tiene en mente para seguir trabajando".

“He mejorado en mis pitcheos, sobre todo con los rompientes, que ya están donde yo quería que estuvieran”

Miguel llegó a las Grandes Ligas en 2012, luego de pasar seis años en Ligas Menores, por lo que arrancó su andar ligamayorista con 28 años de edad, por lo que apenas tiene dos campañas anteriores. En sus dos temporadas previas, a estas alturas, tenía marca de 2-2. González está considerado como el tercer abridor de los Orioles, pero es el que menos juegos ha ganado hasta ahora de los cinco inicialistas del equipo.

-En este inicio difícil, ¿en qué aspectos has quedado a deber?

No había podido ir más allá de seis entradas hasta el juego con Houston, algo (lanzar más de seis innings) que es nuestra responsabilidad hacerlo en cada salida.

-¿Qué es lo que más te ha gustado de tu desempeño hasta ahora?

“No ha sido fácil este inicio, pero uno tiene que superar las cosas que va pasando y seguir trabajando y mejorando”
MIGUEL GONZÁLEZ Pitcher Orioles de Baltimore


Que cada vez que regreso a pitchear he mejorado en mis pitcheos, sobre todo con los rompientes, que ya están donde yo quería que estuvieran, mejor ubicados. También me gusta que tengo mucho mejor control, algo que me fallaba. Por ejemplo, en la salida contra Toronto ponché a siete.

-¿Cuál es la meta que te pusiste para esta temporada?

A mí me gusta ponerme en mente que voy a poder tirar 200 entradas y muchos juegos de calidad, porque eso significa que le estoy dando buenas oportunidades al equipo para ganar.

-Tienes 37.2 entradas trabajadas, ¿qué tan factible ves poder llegar a esa cifra?

Me quedan como 25 salidas y en cada una aprendes algo, lo único que le pido a Dios es que me dé salud para que yo pueda hacer el resto dentro del campo, haciendo las cosas lo mejor que se pueda. Queremos llegar lejos y sé que tenemos el equipo para ahora ser los campeones del Este.

-Los números no son muy fuertes hasta ahora, ¿el mánager se te ha acercado para hablar contigo sobre algo?

Casi no hablo con el mánager, no me ha tocado este año, pero siempre estoy platicando mucho con el coach de pitcheo y siempre le digo qué siento que estoy haciendo mal, a lo mejor me estoy abriendo un poco en mi mecánica o algo así, cualquier cosita puede cambiar lo que haces y afectarte, y muchas veces uno no lo nota.

-Esta temporada te ha tocado trabajar con los dos catchers del equipo, Matt Wieters y Steve Clevenger, ¿en qué tanto te ha ayudado estar con ellos dos para empezar a mejorar tu trabajo?

Tenemos dos catchers muy inteligentes que nos conocen muy bien y es una gran ayuda el tenerlos cachando. Si no los tuviéramos a ellos quizá me costaría más trabajo el recuperarme.

-¿Cómo ves el inicio de la temporada con los rivales divisionales de los Orioles?

Sabemos lo que pueden hacer Boston y Yanquis, pero también Tampa Bay y Toronto están en gran nivel en la división y eso es lo que queremos en el equipo, que haya mucha competencia dentro de la división, que no sea algo fácil. Estamos aquí para competir, para demostrar que merecemos estar en un sitio alto y llegar lejos.

-Pasaste siete años esperando el llamado para subir a MLB, ¿esa experiencia te hace más fuerte ante situaciones adversas como el arranque del año?

Sí. Siempre uno piensa que no va a llegar la oportunidad y que se tirará la toalla, pero el orgullo de tratar de ayudar a la familia, de superar los obstáculos, es lo que te hace seguir. Sí fue difícil al principio de mi carrera cuando no sabía si iba a seguir aquí o si me iba para México a jugar allá para terminar mi carrera, pero las cosas mejoraron, eso mismo busco ahora.