Efrén Delgado, da la cara con Diablos Rojos

Efrén fue el único abridor de Diablos que ganó la semana pasada, con lo que llegó a cinco triunfos en el año

Efrén Delgado contabiliza seis aperturas en la temporada, con récord de 4-0
Efrén Delgado contabiliza seis aperturas en la temporada, con récord de 4-0 (Cortesía )

Ciudad de México

Diablos jugó una semana como local frente a dos de los equipos más fuertes de la liga con un balance de 3-3, pero más allá de esto, al cotejar los números lo que destaca es que solo uno de los abridores que mandó el equipo colorado al centro del diamante ganó, el zurdo Efrén Delgado.

El resto no juntó las piezas correctas para construir una salida que les permitiera triunfar. Y Delgado construyó su quinto éxito del calendario al abrir la serie frente a los Tigres de Quintana Roo, día en el que el originario de Mexicali, Baja California, patentó la calidad que presume y que le hace ser uno de los hombres fuertes en la rotación abridora del manager José Luis Sandoval.

"Estoy contento por el trabajo que he estado realizando. Es un esfuerzo que inició desde la pretemporada y, gracias a Dios, se están dando las cosas", comenta Delgado.

Efrén lució sólido a lo largo de 6.1 entradas el viernes, trabajo en el que le dieron cinco imparables y le anotaron una carrera limpia, con tres bases por bolas. A cambio, recetó siete 'chocolates'. Ese día, el zurdo hizo algo que ninguno de los otros cuatro abridores pudo: se mostró intratable.

"Era enfrentar a una ofensiva muy fuerte, un lineup de mucho respeto. Trabajé en el control y traté de no fallar mis pitcheos, trabajé mi recta en los primeros innings y, después, vine con pitcheos rompientes, combinando la recta. Lo principal fue el control y la localización de mis pitcheos", añade.

El balance general de los abridores colorados en la semana quedó con el siguiente resultado: un triunfo, dos derrotas y tres salidas sin decisión. David Reyes, líder del club con ocho triunfos, tuvo dos aperturas en la estancia en casa pero se fue 0-1, Juan Oramas también salió sin decisión, mientras Octavio Acosta perdió.

Arturo López también se fue sin ganar ni perder. Delgado comparte las claves en las que sustenta el trabajo que lo tiene con marca de 5-0, aunque como abridor su récord es de 4-0.

"Primero, es la fe en el trabajo que realizamos todos los días, saber qué estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo, no podemos salir con la victoria sin la voluntad de Dios", argumenta.

"Mis coaches me han ayudado mucho en el control y en la localización de mis pitcheos. Si en una salida tuve un pitcheo malo, lo trabajamos hasta que quede bien, lo principal, es el control; Luis Fernando Méndez (coach de pitcheo) fue un pitcher de mucho control y eso es lo que nos transmite a nosotros", subraya. Delgado agradece el cariño de los aficionados que le dispensaron una calurosa ovación, el viernes en el Fray Nano, tras la salida que firmó en el primero de la serie ante los Tigres. "Es una sensación de mucha felicidad. Es la recompensa a la entrega y al trabajo que se hace, esto es para ellos, para la afición y el equipo, y da mucha satisfacción saber que están haciendo las cosas bien, es una bendición", recalca.

Con la mente puesta en establecerse en la rotación abridora, Efrén confía en que el equipo traerá buenos resultados de la gira que afronta esta semana por la Zona Sur, donde visitarán a los Delfines de Ciudad del Carmen y a los Piratas de Campeche, de manera respectiva.

DOLOROSO DEBUT

Efrén Delgado debutó en la temporada en el primer encuentro del calendario (2 de abril), cuando entró a relevar a Jesús Anguamea. Enfrentaba a Agustín Murillo cuando el cañonero bateó una línea directamente a sus piernas, golpeándolo en la espinilla.

Delgado permaneció tirado en el campo y tras ser revisado por el cuerpo médico, salió del juego. Al jugador se le realizaron algunos exámenes donde se descubrió que hubo una microfractura que no requería ningún tipo de intervención. Tras descansar dos semanas volvió el 15 de abril lanzando 3.2 entradas contra Olmecas de Tabasco.