“El juego clave”: Flores

El mánager de los Sultanes explica que el choque de esta noche marcará el rumbo de la Serie Final del Norte entre Diablos y Sultanes, que se reanuda

Miguel Flores, manager de los Sultanes de Monterrey
Miguel Flores, manager de los Sultanes de Monterrey (Diablos (Twitter) )

Ciudad de México

Los abridores Carlos Monasterios o Marco Duarte pueden marcar el rumbo del juego de este viernes o quizá serán las ofensivas las que lo hagan, pero cualquiera que sea el protagonista, el resultado del Juego 3 de la Final de la Zona Norte nos dirá mucho de lo que vendrá más adelante.

Si los Diablos Rojos ganan tendrán totalmente contra las cuerdas a los Sultanes de Monterrey, necesitando solo una victoria para regresar a la Serie del Rey, pero los regiomontanos pueden darle otra cara a la confrontación si son ellos los que terminan arriba.

"Diablos va a la mitad del camino para avanzar a la siguiente ronda a nosotros nos faltan cuatro triunfos para hacerlo. Tenemos tres juegos en casa y nuestra mente está en acortar distancias aprovechando la localía desde el viernes", explicó el mánager de los Sultanes, Miguel Flores. "El juego del viernes es muy importante, prácticamente es de ganar o ganar porque no va a ser lo mismo estar 3-0 que llegar al sábado 2-1, metiéndonos en la serie".

Las dos victorias de los rojos se dieron en el Foro Sol, una por paliza (11-1) y la otra viniendo de atrás (8-6), pero ahora al menos dos choques se realizarán en Monterrey, donde Sultanes terminó el año 34-24.

"Como jugador me tocó estar en series donde estabas abajo y se dio la voltereta y la clave ahí es la mantener la mentalidad positiva y que no se caiga el ánimo. Aquí todavía hay vida y hay posibilidades para ganar en ambos lados", continuó Flores.

Carlos Monasterios será el abridor por los locales y enfrente estará Marco Duarte, quien en sus últimas cinco salidas suma 24 carreras limpias admitidas en 21.1 entradas.

"El equipo nunca ha dejado de pelear vaya como vaya el juego y esa fue nuestra característica toda la temporada y se ha mantenido en los playoffs", analizó Miguel Ojeda, manager de los Diablos. "Hay una frase que dice, 'si no está roto, no lo compongas', así que el equipo como está jugando se va a mantener, no hay que hacer cambios".