Ganan los Diablos Rojos y toman ventaja de 2-0

Después de estar abajo 5-0  la ofensiva colorada despertó para darle la vuelta al juego y viajar a Monterrey arriba en la serie

Los Diablos remontaron en la séptima
Los Diablos remontaron en la séptima (Foto LMB )

CIUDAD DE MÉXICO

El juego se dividió en dos partes: antes y después de la cuarta entrada. Después de ir abajo 5-0, los cañoneros de los Diablos Rojos despertaron y a partir del quinto capítulo caminaron a un triunfo de 8-6 sobre los Sultanes de Monterrey para tomar una ventaja de 2-0 en la Final de la Zona Norte.

Sultanes terminó el primer tercio arriba 5-0, pero el trabajo que hizo su pitcheo abridor en los primeros cuatro innings se fue a la borda a partir de la quinta, ya que los capitalinos anotaron una y luego armaron rally de tres (en la sexta) y de cuatro (en la séptima) para que el 5-0 se hiciera 6-8.

En contraparte, el titubeante pitcheo del abridor Fabián Cota fue seguido por relevos sólidos de Yair Lozoya, Manny Acosta y Juan Sandoval quiénes solo admitieron una carrera en seis innings de labor.

A la par, la batería roja tuvo aporte por todas partes, desde el octavo bat Ramón Urías quién pegó cuadrangular hasta Douglas Clark y Gabriel Gutiérrez, quienes acabaron con dos empujadas.

Solo para Sultanes

Ya el martes los maderos regios dieron un vistazo de que tenían poder, porque hicieron buenos contactos a los pitcheos colorados, pero éstos fueron directo a los defensivos en el infield o perdieron fuerza cuando salieron hacia los jardines por el aire que soplaba. Ayer se repitieron los tablazos pero ahora sí picaron.

Chris Roberson abrió el juego con doble de terreno, y aunque llegó a la antesala, ni el tercero ni el cuarto bat lo pudieron mover de ahí. Eso solo fue un aviso. Ricky Álvarez arrancó el inning dos haciendo volar la pelota de línea hasta la tribuna del jardín izquierdo, para que tomaran la ventaja por primera vez en esta serie.

Y la artillería regia no cambió sus intenciones y volvió a atacar al pitcheo de Fabián Cota en el tercer inning. Iniciaron la tanda con sencillo de Ramón Ríos , siguió un fly de Agustín Murillo, pasaporte a Luis Alfonso García y doblete de Álvarez que fue bueno para el 2-0. Entonces llegó Héber Gómez con un misil que se hizo de tres carreras, con el que anotaron García, Álvarez y Héber.

El primer tercio fue un historia muy distinta: Sultanes tenía seis hits y cinco carreras, Diablos estaba en blanco en anotaciones e imparables, y la única forma en que se embasaron fue por medio de una base por bolas a Iván Terrazas en el fondo del tercer rollo.

Cota pudo protagonizar un inning perfecto al abrir el cuarto rollo y su ofensiva empezó a dar lata, pero el cañonazo de John Lindsey se quedó agonizantemente corto de la barda del izquierdo y Sergio Gastelum se encaminaba al plato para ser el 5-1 pero fue puesto out de calle ante el gran tiro del patrullero izquierdo, Ricky Álvarez.

Detienen a Sultanes y hacen carreras

Mientras Fabián Cota fue sacado del juego luego de tres entradas, Yahir Lozoya trató mal a la visita y colgó tres ceros de sólo tres hits; lo que necesitaba Diablos era dañar al dominicano Ramón García.

Y ese daño se dio en tandas consecutivas. El cero para los anfitriones se rompió cuando en la quinta su octavo bat hizo caminar la esférica hasta que esta se perdió detrás de la cerca del derecho, allí sí llegó el 5-1.

Y el 5-3 tuvo que ser apuntado en el box score gracias a Gabriel Gutiérrez. El receptor pasó a batear con dos outs y en un gran turno cazó uno de los proyectiles arriba de 90 millas de García para mandarlo de hit. El jardinero no llegó a esa bola que picó delante de él y en su intento de atraparla se lanzó, haciendo que Gutiérrez llegara a tercera y que Lindsey y Emmanuel Ávila hicieran el 5-2 y 5-3. Todavía Iván Terrazas se trajo el 5-4 con infieldhit.

La voltereta

Luego de admitir imparable al iniciar la séptima, Lozoya dejó el juego y entró Manny Acosta, y los Sultanes respondieron a las tres carreras que les hicieron un capítulo antes.

Ramón Ríos se adueñó del tercer saco cuando Agustín Murillo dio rola que pifió el parador en corto Juan Carlos Gamboa, y después la casa se llenó al ver cuatro bolas malas a Luis Alfonso García. El Wolverine Álvarez volvió a hacer por su causa con fly de sacrificio al derecho y Ríos cambió la pizarra a 6-4.

Dos carreras abajo y los pingos hicieron de las suyas otra vez. Gamboa, Jesús Fabela y Sergio Gastelum llenaron las bases sin out y Clark acabó con su slump de tres hits en 23 turnos con doble de terreno para hacer juego nuevo: 6-6. Ávila puso al frente a los rojos con elevado productor del 7-6, en los spikes de Gastelum. Clark timbró el 8-6 tras wild pitch de Óscar Villarreal.

Este jueves es día de descanso para reanudar la serie el viernes en casa de los Sultanes.